La Librería

Pequeños retales de literatura

miércoles, octubre 25, 2006

Request in Pax

Sucedió hace apenas una semana, cuando en el traslado del cadáver de Perón desde el cementerio de la Chacarita a su futuro nuevo mausoleo, se registraron disturbios con disparos entre las distintas facciones de los movimientos de los trabajadores. Una especie de guerras fraticidas entre organizaciones que deberían tener mucho más puntos en común que el odio que entre ellas se destilan. Como aquella secuencia de La vida de Brian, donde el Frente Popular de Palestina declara que sólo hay algo peor que los romanos, y es la organización rival El Palestino Frente popular (o algo así).
La misma sensación me produce cuando por las comunidades andaluzas sacan sus procesiones de Semana Santa y todos quieren tocar a la Virgen, y entre apretones y empujones de fe religiosa unos y otros son capaces de acabar pegándose puñetazos. Mi fe está hace tiempo bajo mínimos, pero aún así me da vergüenza ajena contemplar esas escenas donde parece que es mucho más importante salir en la foto como costalero que el intentar tener una pizca de buenos sentimientos. Creí aprender que si algo era genuínamente bueno en la religión católica -y no excluyo que en otras sea lo mismo- es ese "intentar amar al prójimo como a ti mismo".
Y ahora pienso, que por qué no dejarán a los muertos en paz. ¿Acaso se puede acumular tanto odio para llevar venganzas a los fallecidos? El cadáver de Evita desaparecido durantes demasiados años; suerte que al final descansa en la Recoleta, aunque solo sea con el único fin de que la señora pueda recibir el homenaje de los descamisados que la quisieron y que aún se acuerdan de ella. Y el cadáver de Perón mutilado sin sus manos. ¿Quién debe tener las manos de Perón? Una pregunta que hasta me parece que tiene algo de cómico, pues no me imagino a nadie enseñando a sus amigos un par de manos metidas en un frasco de formol. Claro! que yo también guardo sus ojos...

“...vaig beure'm la seva sang,
vaig menjar-me el seu cervell,
l'única cosa que no em vaig menjar
van ser aquells ulls
que em tornaven boig,
els guardo en formol...”
Lax’n Busto

PD. Un dia de estos o de aquellos prometo hablar de literatura.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger go_speed_racer said...

Excelente análisis. Que el cielo y el infierno hagan el trabajo que les corresponde, lo demás es apenas una puesta en escena... ¿no?

11:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email