La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, enero 10, 2006

Nicolás da Rocha y Divague.com

Hace ya cuatro o cinco años le recomendé a mi querida lola la página de poesía Divague.com, hoy he vuelto por una extraña combinación googleriana a sus páginas, y puedo decir que la sigo recomendando por dos razones: la calidad de los textos y poemas, y por su cuidado diseño. Uno puede ver los interesantes poemas de Nicolas da Rocha -que no confundir con Raphael de la Ghetto-, además de una serie de animaciones gráficas (me gusta por lo sentimental, la de Buenos Aires Amaneció Ausente). También allí uno puede encontrar los textos de otros poetas o escritores; he aquí uno de ellos que me ha gustado especialmente, y del cual hago mías cada una de las palabras (pura vagancia, oiga, otro dia escribo yo).
El que quiera entender, que entienda...

No es todo lo que ves, como crees y no todo camino es siempre llano. Tampoco es toda flor una fuente de hermosura, ni toda silva un nido de espinas. No es toda serpiente el alma oscura del paraíso, siempre hay un Adán que la acusa. No son todas las personas como las juzgas, ni todas las que conoces como son. ( No es todo lo que ves, como crees...)

Es verdad que después de un día gris, viene otro claro. Pero puede que después de uno gris, venga otro más aún. Es verdad que la noche sigue al día y el día a la noche. Pero ambos son lo mismo. Es verdad que el Sol calienta los días, pero también la Luna vela los sueños de los inmortales. Es verdad que los ojos son el espejo del alma, pero también es verdad que son las puertas del abismo. Es verdad que las mujeres son el pecado, pero también es verdad que deseamos arder en su infierno. (...Es verdad....)

Blanco, negro...gris. Rico, pobre....abismo. Tierra, fuego...carne. Odio, amor...te quiero. Sueños, pasiones...metas. Luna...día, Sol...noche. Luz...oscuridad. Realidad...cambio. Destino...coraje. Ganar...fracasar. Querer...poder. Levantarse...caer (...La realidad se confunde...)

Caer y volverse a levantar. Soñar y plasmarlo en papel. Creer y poder gozar. Amar y poder tener. Besar y poder odiar. Llorar y poder reír. Ser lo que nunca quisieron de ti. Derribar muros con tus alas. Construir pilares con tus ilusiones. Ayudar al peregrino, socorrer al pobre. (...Con lo que podemos ser...)

Soñar, soñar, soñar, soñar, soñar, soñar, soñar, soñar, soñar......
Escribir, escribir, escribir, escribir, escribir, escribir, escribir.....
Creer, creer, creer, creer, creer, creer, creer, creer, creer, creer...
Amar, amar, amar, amar, amar, amar, amar, amar, amar, amar, amar....
(...Y lo que somos....)

Soñar que un mundo en tu mano cabe. Soñar que tu vida es lo que tu quieres. Soñar que nadas como las aves y soñar que vuelas como los peces. Soñar que hablas con las flores. Soñar que bailas con la Luna, señora y dama de la noche. Soñar que el Sol refuerza tu alma. Soñar que la lluvia hace el amor a la tierra. Soñar que se puede ir más allá de esa puerta aparentemente abierta.... (....Lo que soñamos....)

- ¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?
- ¡!¡!¡!¡!¡!¡! ¡!¡!¡!¡!¡!¡! ¡!¡!¡!¡!¡!¡! ¡!¡!¡!¡!¡!¡! ¡!¡!¡!¡
(...Lo que cuestionamos y lo que mentimos...)

Ser amo y señor de lo que escribo. Dios de mis mundos. Manejar a mis hijos, creados por mí, a mi imagen y semejanza. Darles todo cuanto necesitan, enseñarles, ajusticiarles, otorgarles poder o incluso unirles en amor eterno. Crear criaturas fantásticas de aspectos inverosímiles. Poder enfadarme con alguno de mis personajes, torturarlos hasta la desesperación y que vuelvan al buen camino. Yo soy el comienzo y el fin. El Alfa y Omega de mis historias. Yo soy tu Dios, hijo, escúchame. (...Por eso yo soy mi propio Dios....)

Hablar sin decir nada. Callar diciéndolo todo. Una gota de tinta que cae sobre el papel. Una palabra. Un silencio. Creación. Sobre el yunque de mi mente y sobre el fuego de mis sueños, con mi pluma, maza de la creación, forjo las historias y poemas que alimentan las almas de las personas. (...Pan de mi cuerpo y vino de mi alma...)

Una vez soñé que todo mi mundo era oscuridad, y observé, y esperé. Y comencé a buscar las respuestas en la gente que me rodeaba. Y escuché la voz de mi alma:

- ¿ A dónde vas?
- A la luz.- respondí.
- No busques las respuestas en los demás, mi querido amigo. Escucha solo mi voz y guíate por ella. Lánzate al abismo que no te atreves a mirar. Te enseñaré lo que los demás no pueden ver, te mostraré los poderes que te otorgué nada más nacer. Yo soy tu creador y tu padre. –me dijo mi alma.- Y tu serás mi aprendiz y predicador.

Y así fue....
(El que quiera entender, que entienda...)


Alberto Fernández Mariño

Etiquetas: ,

5 Comments:

Blogger Palimp said...

Que bueno es 'De la gheto'

Carambola a la derecha
Carambola a la izquierda,
Lucha con la tormenta...

9:07 a. m.  
Blogger Vigo said...

Vaya, Palimp, debes ser uno de los poquísimos que pilló el chiste. ¡A mis brazos!

4:48 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola,
Gracias por tus comentarios sobre divague.com.
El chiste? yo no lo he comprendido, pero si me lo explicas voy a agradecertelo.
Un fuerte abrazo virtual,
Nicolas da Rocha
nicolas@divague.com

5:09 a. m.  
Blogger malizia said...

Nicolas, he leido casi todos tus poemas, ayer leí y releí varias veces el de ensayo sobre la muerte...
¿mis favoritos?
--No puedo explicar esta tristeza
--estamos todos locos
--haberte imaginado

Y tantos otros.....

Blondie

6:26 p. m.  
Blogger Daniel Dadourian said...

He leído un par de poemas de Rocha en Divague y también a mi me gustó.
Es más de un estilo realista, yo no soy muy devoto a la literatura realista pero me gustó y pienso que hay gran futuro en sus letras.
Un saludo.



3:58 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email