La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, diciembre 27, 2005

Con motivo de la Navidad

Atiendo de nuevo al juego de preguntas y respuestas, mientras coloco un CD de Avril Lavigne, y subo el volumen. Pasó la Nochebuena (o el dinar de Nadal como dice Mar) y ahora después de encontrarnos como una isla sorprendida en medio de un huracán, debido a la vorágine que conlleva este tipo de fiestas, comenzamos a vislumbrar nuevo rumbo (como bien dice el Capitán).
Encontré algo de tiempo y espacio, el suficiente para encontrarme a mí mismo, y suficiente para aumentar la cuota de sonrisas por centímetro de rostro. Ayer podría haber hecho uno de esos alegatos gruñones en los que se denuncia el consumismo de estas fiestas; denunciar que el sentimiento de solidaridad quedó empaquetado bajo los coloridos del papel de regalo; o que el niño Jesús tenía frío en su papel de maniquí de escaparate. Podría decir mil excusas, que si patatín o patatán, ¡pero no! quiero felicitarles a ustedes, visitantes de este blog, felicitarles de todo corazón las Navidades. Y en cuanto pueda, haré una pasada por muchos de los blogs con los que he compartido experiencias en la red durante este año, para dejarles parabienes bajo el felpudo (sólo a los que se hayan portado bien).
Pero me apetece, ponerme un reto durante unos días, porque si dejo que el espíritu Navideño me acabe por dominar, la faceta del viejo Scrooge comenzará a dar pena, y eso tampoco podemos permitirlo. Así que, me propongo suplantar el motivo Navideño de estos días (Véase Tim Burton y su Pesadilla antes de Navidad).
Olvidemos lo que sucede a nuestro alrededor, al menos durante el tiempo que usted pase por aquí; olvidemos los abetos abarrotados de adornos; olvidemos los Papa Noels de barba blanca, y esa cansina carraspera del ho, ho, ho; olvidemos los martilleantes villancicos de voz aniñada y la tristeza que da el tintineo de unas solitarias campanillas. La Empresa ha decidido establecer como motivo de Fiestas Alternativas: La gran semana del Cefalópodo que en realidad durará varias semanas. Espero que haya suficiente literatura sobre el tema, y sobretodo que ustedes no se ahoguen entre tanta agua…

Santapop

PD. De paso saludo a Andrés, alias“el Pulpo”, y su inigualable Vita Cartesi, y también a los autores de la foto Elena y David, a los que aclaro que no tengo el gusto.

Les dejo con Avril Lavigne y su Forgotten... Eso quería pero va a ser que no. Out of time: me hubiese gustado ponerla en mp3 y traducirla, pero tengo mucha prisa y no encuentro ningún servidor donde esté alojada.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous Eduardo said...

La línea recta siempre es el peor camino entre dos puntos.
¡Feliz 2006!

11:41 a. m.  
Blogger Vigo said...

Desde luego el camino más aburrido debe de ser..
Como aquel estribillo que decía eso de "las chicas buenas van al cielo, y las malas donde quieren".

9:10 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email