La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, diciembre 06, 2005

Moriré en París con aguacero

Cruza el Sena París dejando el rastro envolvente de la serpiente, y engulle entre puente y puente la isla que vio nacer el imperio galo. Si usted pone sus pies sobre la pequeña Île de la Cité, le recomendamos que visite el Palacio de Justicia y en especial la Capilla de Saint-Chapelle, cuyas vidrieras coloreadas son el emblema de la más bella de las arquitecturas góticas. Construida para albergar entre sus paredes la corona de espinas de Cristo, ¡pero no! ¡esa reliquia ya no se guarda allí! Sin embargo sólo tendrá que caminar siguiendo las huellas del Sena para verla. Camine mientras contempla la famosa orilla izquierda del río, apenas avance unos centenares de metros reconocerá los torreones en forma de H de la tan inmortalizada catedral de Notre-Dame. Allí, los buhoneros de alta alcurnia le intentarán convencer que entre los objetos que se exhiben en Nuestra Señora se encuentran: la corona de espinas, un trozo de la cruz del Calvario, y uno de los clavos con los que Jesucristo fue crucificado.
Pero si hablo de Notre-Dame, mencionar entonces al romántico Victor Hugo, cuya novela más famosa da a la catedral un protagonismo casi igual al de cualquiera de los personajes de sus páginas. La bella catedral de Notre-Dame, tan bella como la hermosa gitana Esmeralda, y casi tan bella como el corazón del torturado Quasimodo.
Dentro de unos días estaré en Francia, aunque no en París, estaré en un pueblecito llamado Fleurieu sur Saone por una de esas acostumbradas reuniones familiares. Apenas estaré unos cuantos días, y dudo que pueda postear algo desde allá. Así que voy a mandar unos cuantos saludos antes que la lluvia francesa diluya mis palabras: a lola porque me ha enviado un cuento y con ella siempre puedo decir aquello de "siempre nos quedará París"; a Emily, porque durante un año me hizo reír tanto en sus clases, que el día que nos veíamos se convirtió en el mejor día de la semana; a Ivan y Palimp que el otro día comprendieron mi menguado estado de salud del que aún me estoy recuperando; a Johnny que siempre está en el lugar adecuado (hace unos días en París y el miércoles estará hablando con Manzano); a Joana que el otro día puso su primer granito de arena en este rincón; a Magda por el listado que me ha enviado (que colgaré próximamente por puro orgullo); y a Esmeralda por el color de sus ojos.

Nuestra Señora de París -Victor Hugo-
Fragmento
-Creo que no me ahorcarían quizá, sino indudablemente.
-Eso no tendría importancia –contestó el arcediano-.
-¡Demonio! –exclamó el poeta-.
-Os salvó la vida y así pagaríais la deuda que contrajisteis con ella.
-Tengo otras deudas que tampoco pago.
-Pues es indispensable, maese Pedro –le dijo Dom Claudio, imperiosamente-.
-Escuchadme, señor maestro –le contestó el poeta, consternado-. Esa idea os seduce y hacéis muy mal. No veo por qué había de consentir en ser ahorcado por otro.
-¿Por qué tenéis tanto apego a la vida?
-Por mil razones.
-¿Cuáles son? Sepámoslas.
-Tengo apego a la vida por el aire, por el cielo, por la mañana, por la tarde, por la luz de la luna, por mis buenos amigos los hampones, por las bellas arquitecturas de París, por tres interesantes libros que quiero escribir, uno contra el obispo y sus molinos y los demás sobre otras cosas. Anaxágoras decía que estaba en el mundo para admirar el sol. Además, tengo el gusto de pasar todo el día, desde la mañana a la noche, con un hombre de genio, que soy yo, lo que es muy agradable.

Etiquetas: ,

4 Comments:

Blogger viruta said...

ouh
y a estos ojos sureños que oyen sus letras
enmudecidos?
(será ésta la causa por el que no?)

buen escape
a ese pueblillo
nombredeensueño
y tan lejano...

se me cuida

5:58 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

voy a viajar a Francia y voy a tomar en cuenta sus recomendaciones . Me gusto mucho tu blog . Felicitaciones

Marietta Morales Rodriguez

7:05 p. m.  
Blogger Txapulín said...

Buen viaje, aunque ya debes estar allá...

11:55 p. m.  
Blogger Vigo said...

lobablanca, y vos cuidase también mi querida amiga, que en Baires hace tanto frio, aunque ahora igual están en verano. Esta mañana colgué en el foro un comentario, y al momento se fastidió la página. ¡De nuevo navegamos entre tinieblas!

Marietta, es extraño ver a no blogueros navegando entre blogs, así que te doy la bienvenida. Gracias por tus palabras y por supuesto visita Francia, porque es un país realmente bonito.

Txapulín, bueno, de hecho ya estoy acá (ja,ja). Supongo que tu también habrás aprovechado para visitar algunas ciudades sino países. Echaré un vistazo a tu blog a ver por donde caes... AHHH, MADRID

11:36 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email