La Librería

Pequeños retales de literatura

lunes, noviembre 21, 2005

A la conquista de Tombuctú

Ustedes no se habrán dado cuenta del detalle, pero si miran el post de Formas de identificar un cadáver, descubrirán que el turco por primera vez se ha mostrado activo en este humilde? blog, y les confieso que su presencia por aquí me ha alegrado el día. Así que voy a lanzarle una pelota (además ¡qué demonios! este blog se caracteriza porque el único patrón que sigue es el que marcan mis neuras).

El Mito Dorado no fue privativo de la Conquista de América en el propio siglo XVI, en un lugar tan ajeno como el norte de África, el soberano marroquí Muley Ahmed Al Mansur y sus súbditos disponían de una leyenda dorada para su consumo interno: el oro procedente del imperio negro de los caballeros sonray, situado allende el desierto, donde los hombres comienzan a cambiar decididamente de color. Y también en esta ocasión se materializaron los españoles.
Este oro, auténtico paralelo del tesoro inca para los conquistadores, había movido a los almorávides a saquear Ghana en el siglo XI; se trataba, pues, de una referencia antigua, una y otra vez, en la terminal marroquí de Sijilmasa, donde los meharistas o navegantes del desierto iniciaban su ruta hacia Tombuctú, podían escucharse las referencias sobre el áureo despliegue del Askia Sonray”.

Historias extremas de América –Rafael Domínguez Molinos-

Un link:
A la conquista de Tombuctú

(Dios mío! Voy a intentar no poner ningún nombre de ciudad en el siguiente post)

Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous Habar said...

Gracias por las salutaciones, Vigo. ¿Has visto la arquitectura alucinante de estos tipos?. Abuso del link:
http://www.weltbilder.cc/details.php?image_id=558&sessionid=74cc47b210d148b2fca08aba50297d99
http://www.fotopaises.com/foto/Mali/Timbuctu/4728.htm

En los recovecos del dios Google, además, hay quienes afirman que Gaudí se inspiró en estas formas.
Si le gustan no deje de buscar fotos de la mezquita de Djenne y la de Mopti. Y si les gusta más revisen también la arquitectura del Yemen. Las formas en barro prosperan en los países donde nunca llueve.

11:26 a. m.  
Blogger Vigo said...

Habar, es que me lo paso tan bien con su alegre cháchara.
Imagínese que estoy pensando en seguirle con la arquitectura con barro (tengo experiencia en castillos de arena de playa), o quizás le comente ese texto de sobre la fecundación de las estrellas de mar, que insunuaba una gran bacanal entre foristas.
¡A ver si algún día me envía una par de hojas de lo que esté escribiendo! Aunque luego termine siendo el único catalán de mi barrio, que sepa explicar como Mitre tomó Curupaytí.

2:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email