La Librería

Pequeños retales de literatura

miércoles, abril 20, 2005

John Collier pinta a Lady Godiva

John Collier es un pintor que se le asocia al movimiento de los Prerafaelistas, al que también pertenecíeron otros como Waterhouse, Millais o Rossetti. El rasgo más característico de ellos fue la continuación en la pintura del romanticismo imperante. Ensalzaban a los escritores románticos: Blake, Shelley, Byron y Keats, mientras llenaban sus cuadros con motivos medievales.

Collier apenas ocupa una escueta reseña en las enciclopedias: nacido en 1850 y muerto en 1934; discípulo de Alma-Tadema (el pintor de motivos históricos). Fue principalmente reconocido como pintor de retratos e ilustrador de novelas.
Uno de sus cuadros más famosos es el que muestra la leyenda de Lady Godiva. No sé que tiene ese cuadro, creo que son los cabellos rojos a juego con la montura del caballo o tal vez la vergüenza que parece sufrir Lady Godiva al mantener la mirada baja, lo cual implicaría un mayor mérito de su acto. Pero si no sé detallar la causa, al menos se explicar el efecto; el cuadro me parece realmente bello.
Collier, John -Lady Godiva-
Periódicamente, aparecen activistas desnudos cuando se protesta contra los abrigos hechos con pieles de animales. Se suele recordar entonces la leyenda de Lady Godiva, pero por si alguno va un poco despistado, copio un fragmento donde la explica.

“Cada tres años, en las fiestas populares de la ciudad inglesa de Coventry se incluye a una mujer desnuda que, montada a caballo, recorre sus calles en recuerdo de la heroína Lady Godiva La verdadera Lady Godiva fue la esposa de Leofríc, conde de Chester, con quien se había casado hacia el año 1040. De acuerdo con el cronista del siglo XIII Roger de Wendower, Godiva rogó a su cónyuge que disminuyera los impuestos que abrumaban a los habitantes de Coventry El conde accedió, pero con la condición de que Godiva atravesase desnuda las calles de la ciudad, cosa que hizo cubriéndose únicamente con su larga cabellera. Según cuentan, los habitantes, en un acto de solidaridad, se encerraron en sus casas y evitaron mirarla. Sólo la vio un indiscreto, que desde entonces fue llamado Peeping Tom, Tom el fisgón”.

Fuente: www.terra.es/personal/flromera/quien.htm

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Blogger SalvadorWii said...

Jajajaja, bonita historia.

12:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email