La Librería

Pequeños retales de literatura

miércoles, junio 22, 2005

El fruto de la polémica

Asegura la teóloga e historiadora Marianne Morris en su “Simbología de la Biblia” que el fruto comido por Eva en el árbol del bien y del mal nunca pudo ser una manzana, pues esta era una fruta casi desconocida entre las tribus semíticas. Apuesta entonces hacia otras hipótesis más probables como un racimo de uvas, una naranja o tal vez un higo. Es en la tradición judía donde está implantada la creencia que debió ser un higo pues los versículos siguientes al ágape del fruto prohibido se indica como Adan y Eva taparon sus vergüenzas con las hojas de una higuera. Otras opiniones de los exegetas se detienen en la palabra hebrea utilizada para señalar el pecado jet, es similar al vocablo jita con la que se designa el trigo, por lo que bien podría referirse el Génesis a una espiga de trigo. El error de la creencia de la manzana vendría provocado porque en hebreo se utilizaba la misma palabra para designar tanto “fruto” como “manzana”.
Pero Morris va más allá del higo, y se aleja de su variedad chumbera para recalar en la llamada higuera de Adán, que curiosamente da plátanos en vez de higos. Hace mención Morris en otro de sus libros “Hechos y costumbres de los cruzados” que los soldados al descubrir la banana, la bautizaron con el nombre de “manzana del Paraíso” con lo que la confusión fue servida.
Pero Marianne Morris utiliza entonces todas sus artes de convicción para demostrar que puesto que era la higuera de Adán de donde salió el fruto prohibido, debió ser en realidad el propio Adán el que comiera la manzana (el plátano de la higuera).
En una entrevista se indica que Marianne Morris tiene dos hijas de su tercer marido.
Eva
La ilustración pertenece al artista Gerard di Maccio.

Etiquetas:

7 Comments:

Blogger Portnoy said...

«Querer explicar cómo ha venido el pecado al
mundo es una necedad que sólo puede ocurrírsele a hombres
preocupados por encontrar a cualquier precio una explicación.»

Kierkegaard

;)

2:55 p. m.  
Anonymous Alberto Chimal said...

je, la cita de Portnoy me parece de lo más pertinente... En cuanto a mí, me quedo pensando en esa otra polémica tan popular (hasta Guy Ritchie la usó en una película) sobre la virginidad de María, debida probablemente a un error de traducción.

Muchos saludos, Vigo.

4:37 p. m.  
Blogger Vigo said...

Portnoy, es que Kirkegaard siempre fue un poco aguafiestas...
Muy bueno tu comentario, así da gusto postear.

Alberto, pues seguramente el que dijo eso del error de la traducción tenía bastante de razón. Al fin y al cabo los textos en esas épocas de copias a mano desarrollaban teorías evolutivas al más típico ejemplo darwinista (eso lo decía... da igual).
Otro apunte de referencias, decía el irónico Daniel Samper que si fuera el hombre el que hubiera sido tentado con la manzana, en realidad lo que se hubiera comido sería la serpiente.

3:57 p. m.  
Blogger Cristina said...

¡Qué follón más fruteril! ¿Ande quedaron las sandías? Que ya estamos en verano!

Me quedo con la frase de Portnoy, y no trataré buscarle ninguna explicación!

5:20 p. m.  
Blogger Don Mario said...

Sin embargo, a pesar del comentario sobre la venida del pecado al mundo y los apoyos obtenidos, es pertinente tratar de explicar cómo han venido los mitos y los fanatismos al mundo, cosa que ejemplificas muy bien, vigo, en este post. Saludos

9:38 p. m.  
Blogger Vigo said...

Sí,Cristina, me salió una macedonia que ni yendo al supermercado.

Don Mario, la verdad es que hay ciertas creencias o dogmas, que cuando se investiga un poco sobre su procedencia, se vuelven bastante cómicas. Es bueno dar ese paso, aunque sea a costa de desenterrar viejas polémicas teológicas. Creo que esas polémicas hay que renovarlas, pero por supuesto no desde el dogma sino desde la ironía.

11:22 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Casi con toda seguridad
la madre virginal
es un mito metafórico
ubicuo desde la serpiente
lumbar
hasta el corazon de pan
de la manzana sacrificial
Un Meme
que muere y resucita
para que vivas por EL
o por Ella si siquieres vivir
dos (¿?) veces.

5:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email