La Librería

Pequeños retales de literatura

viernes, junio 10, 2005

La física según Woody Allen


El texto que sigue es un fragmento del divertido Woody Allen que lleva por título "Todo lo que usted siempre quiso saber sobre física y nunca se atrevió a preguntar".
Que lo disfruten.
"El viernes me desperté, y como el Universo está en expansión me llevó más tiempo que el habitual encontrar mi salto de cama. Eso hizo que saliera a trabajar más tarde, y como los conceptos de “arriba” y “abajo” son relativos, el ascensor en el que me metí subió hasta el techo, donde se me hizo muy difícil encontrar un taxi.
Tengan en cuenta que un hombre que viajara a bordo de un cohete a la velocidad de la luz habría llegado al trabajo a horario, o incluso un poco antes, y ciertamente mucho mejor vestido. Cuando por fin llegué a la oficina y fui a ver a mi jefe, el señor Muchnick, para explicarle mi retraso, mi masa empezó a aumentar a medida que me acercaba a él, lo que él interpretó como una señal de insubordinación.
Hubo algunos comentarios desagradables sobre la posibilidad de reducirme el sueldo, que, al lado de la velocidad de la luz, es de todos modos bastante pequeño. Lo cierto es que, comparado con la cantidad de átomos que hay en la galaxia Andrómeda, lo que gano es bastante poco. Traté de explicárselo al señor Muchnick, que me dijo que lo que yo no tenía en cuenta era que el tiempo y el espacio son una misma cosa.
Me juró que si la situación llegaba a cambiar me daría un aumento. Le señalé que, dado que el tiempo y el espacio eran lo mismo, y que lleva unas tres horas hacer algo que al final termina teniendo un metro ochenta de altura, es imposible que cueste más de 5 dólares. Una cosa buena del hecho de que tiempo y espacio sean lo mismo es que si viajamos hasta los confines del Universo y el viaje insume tres mil años terrestres, cuando volvamos todos nuestros amigos estarán muertos, pero ya no necesitaremos ponernos Botox. Volví a mi oficina con la luz del sol chorreando por la ventana, y me dije que si nuestro gran astro dorado explotara de golpe, todo el planeta se saldría de su órbita y saldría despedido hacia el infinito para siempre, otra buena razón para llevar siempre un celular encima. Por otro lado, si en algún momento llego a poder viajar a más de 186 mil millas por segundo y consigo apresar una luz que nació hace siglos, ¿podré entonces retroceder en el tiempo hasta el antiguo Egipto o la Roma imperial? Pero, ¿qué diablos podría hacer allí? ¡Si no conozco a casi nadie!
En ese momento entró nuestra nueva secretaria, la señorita Lola Kelly. Y bien: si lo que está en debate es si las cosas están hechas de partículas o de ondas, la señorita Kelly –definitivamente– está hecha de ondas. Te das cuenta de que es pura onda cada vez que camina hacia el dispensador de agua. No es que no tenga buenas partículas, pero seguro que fueron las ondas las que le permitieron conseguir esos aros de Tiffany’s. También mi mujer es más ondas que partículas. Sólo que sus ondas han empezado a colgar un poco. O quizás el problema de mi mujer sea que tiene demasiados quarks. Lo cierto es que últimamente es como si hubiera pasado demasiado cerca del horizonte de acontecimientos de un agujero negro y algo de ella –no todo, por amor de Dios– hubiese quedado atrapado adentro. Eso le da una forma bastante rara. Espero que pueda corregirse con una buena fusión en frío.
Siempre le he aconsejado a todo el mundo que evite los agujeros negros, porque, una vez adentro, se hace extremadamente difícil salir y seguir teniendo oído para la música. Si por casualidad cayéramos en un agujero negro y lo atravesáramos completo y saliéramos por el otro lado, probablemente viviríamos toda nuestra vida una y otra vez, pero estaríamos demasiado comprimidos como para salir a levantar chicas."

Etiquetas: ,

3 Comments:

Blogger Cristina said...

Fantástico, Woody, como siempre. Es taaan adorable su forma de ver las cosas... Siempre me hará reír su intento por convertirse a todas las religiones en Hannah y sus hermanas ;-)

4:14 p. m.  
Anonymous Hell said...

Este hombre es un genio, y me encanta su manera de ver la vida a través de sus gafas. ;)

11:13 p. m.  
Blogger Vigo said...

Cristina, Hannah y sus hermanas sea posiblemente su mejor película. Me gustan las películas algo dramáticas aderezadas de golpes de humor inteligente.
hell, Woody Allen se define como algo psicótico, pero sabe reírse de ese hecho, y confiesa haber transformado todos sus traumas en grandes películas.

2:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email