La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, agosto 09, 2005

La morocha argentina

Leo con atención un artículo publicado en Página 12 sobre las morochas argentinas firmado por Luciana Pecker. Ser morocho o morocha viene a ser una forma cariñosa que los argentinos utilizan para hablar de los que son morenos (también es frecuente encontrarse el término trigueño). Pero ocurre que por usos y desusos de la lengua el término original referido a la piel es cada vez menos utilizado, mientras que cada vez se usa más en el ámbito únicamente capilar. Por lo que a la hora de referirse a mulatas o negras, se suele clarificar con la expresión de morochas-morochas. La reflexión de Pecker refleja el espinoso debate sobre la identidad argentina, y especialmente sobre la historia negada a los negros de origen africano, cuyas referencias parecen irse diluyendo a medida que pasan las décadas.
Escribe Luciana Pecker:

“Uno mira la publicidad y después te ves en el espejo y nunca coincide tu imagen con lo que estás viendo”, desnuda Charo Bogarin, que nació hace 32 años en Clorinda, Formosa, tiene origen guaraní y hoy es la cantante de Tono Lec, una banda que fusiona música toba y electrónica. “El argentino tiene la mente colonizada y sigue creyendo que somos descendientes de europeos y que lo blanco es lo lindo y lo bueno y lo negro es lo malo y lo feo, como una dualidad entre el bien y el mal.”

La polémica tiene unas connotaciones raciales que a todos más o menos nos afectan. Tal vez en otra ocasión retome estos comentarios, pero el debate es demasiado serio y demasiado antiguo (Ameghino a principios del siglo XX ya perfilaba sobre el tema).

Sin embargo lo que quiero ahora es hacer todo lo contrario: banalizar al máximo la cuestión racial y referirme a la cuestión capilar (la banalización es un signo de la sociedad actual y un servidor esta totalmente integrado en las penurias de la sociedad actual). El auténtico propósito de este post es comprobar si soy capaz de colocar una encuesta, y en eso estoy ahora. Continuando con lo que mencionaba en el post anterior sobre la eterna lucha entre rubias y morenas, se me ocurre preguntarles a ustedes sus gustos “sexuales” ( incluso cuando consiga cinco o más votos ya podré hacer un estudio tipo Eva Hache y la Universidad de Toronto ¿lograremos esa cifra?).

Encuesta: ¿Su hombre o mujer ideal luce una hermosa pelambrera de color...?
Encuesta: ¿Su hombre o mujer ideal luce una hermosa pelambrera de color...? - RESULTADOS

PD. Puestos a hacer confesiones, mi voto va hacia las morochas de pelo largo. Y dicho esto un saludo desde aquí a Morgana, que debe ser por antonomasia “la morocha argentina”.

Etiquetas:

4 Comments:

Anonymous Hell said...

La encuesta, o mejor dicho los resultados, tienen truco. Si nos fiamos de las estadísticas, existe un mayor porcentaje de morenos que de rubios, pelirojos, canos, etc. en el mundo.

Por probabilidad, ganarán l@s moren@s :D y además, esto va en modas, ¿no?

10:29 p. m.  
Blogger Vigo said...

Conviene no fiarse demasiado de las estadísticas. Y menos de esta que de momento tiene tres tristres (tigres) votos uno mío y otro supongo tuyo y otro de un desconocido :D.
Pero lo que me propones es mucho más interesante que la encuesta en sí. ¿Por qué la gente votaría tal o cual?
Hay una teoría que dice que lo que llama un poco la atención es lo que más gusta, por lo que pese haber más moren@s la gente debería de votar en España a los rubi@s o pelirroj@s.
Pero... ¡necesito más votos para desarrollar una estadística fiable!

12:06 a. m.  
Blogger Txapulín said...

Veo que de momento no hay estadística que valga. La unanimidad da mucho miedo.

12:38 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Sin dudas las rubias. Las morochas en su mayoría están tocadas del marote, les chifla el moño y la envidia que le tienen a las rubias las carcomen a tal punto que hacen comentarios, blog, flog y demás queriendo escrachar a las rubias y lo único que logran es demostrar la envidia tremenda que les tienen.

Muchachos: aguanten las rubias!!!

2:17 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email