La Librería

Pequeños retales de literatura

domingo, agosto 06, 2006

V for Vendetta


Levantemos el telón, y hagamos un poquito trabajar a mis neuronas, ¡Qué ya comenzaban a atrofiarse! Ayer vi la película V for Vendetta (V de Venganza, evidentemente). Bueno, en realidad la vi entre la madrugada de ayer y la mañana de hoy, porque la puse a altas horas de la noche, y puesto que me estaba durmiendo en el último tramo de la película, decidí ver al menos esos últimos minutos con un poco de claridad mental. Nota: las películas y el arte en general es muy influenciable... y depende del estado de ánimo del observador (claro ejercicio del Principio de Heisenberg), así que aunque otros les digan que la película tiene un ritmo trepidante, yo les diré que tumbado desde el sofá de mi casa la película desprende mucho aburrimiento. Pero no negaré que hay detalles que me gustaron, y en ellos me voy a centrar un poquito.
V for Vendetta presenta un mundo de un futuro cercano, donde una sociedad orwelliana es esclava de sus miedos, y atemorizada sigue la voz de un dictador fascistoide. Entonces aparece un nuevo superhéroe enmascarado (una mezcla de zorro espadachín y erudito) que inspirado en los hechos históricos del Motín de la Pólvora; hechos por los que en 1605 un grupo de católicos intentó atentar contra el parlamento inglés cuando estaba todos los parlamentarios en su interior, y para ello acumuló explosivos en una bodega subterránea del edificio. Los conspiradores fueron descubiertos y ahorcados. Actualmente los hechos se conmemoran con una fiesta popular inglesa cada 5 de Noviembre.
Pues bien “V” es el personaje que esta dispuesto a despertar a la sociedad de su letargo, y para ello está dispuesto a utilizar los métodos más violentos. Como dice en un momento de la película: Cada acción tiene su reacción; un Estado monstruoso ha creado un monstruo... así que V fruto de experimentos genéticos dignos del doctor Mengele, está dispuesto a matar a todo aquel que sea representante del poder corrupto, y en general a cualquiera que se ponga en medio y que pueda evitar su venganza. La película va presentando así una especie de ideal anarquista liberador que lucha contra un regimen totalitario. En una escena de la película se ve un cuadro de la reina Isabel II con barba, que bien podría acompañarse con el God Save the Queen de los Sex Pistols. Sin embargo hay otra moralina que se desprende de la película, y por la que Alan Moore (creador del originario cómic V for Vendetta) se ha desmarcado de la película, y es que parece que los hermanos Wachowski (guionistas) han querido aproverchar el momento para cargar sobre los miedos de la sociedad americana, y en varios momentos de la película es fácil encontrar puentes entre esa especie de líder mesiánico y el viejo tonto de Bush.
De todas maneras lo más interesante para mí han sido los guiños literarios, porque como ya he dicho, nuestro protagonista -que tiene su guarida atestada de libros- tiene bastante labia, y es capaz de recitar fragmentos shakesperianos de Macbeth y Noche de Reyes, como de hacer referencias al Conde de Montecristo de Dumas. Sin duda estamos ante el primer héroe con estudios: que lee libros; que escucha jazz y a Tchaikovsky, y decora las paredes de su cubículo con mariposas atravesadas por alfileres.
Y si V no tenía ya de por sí el suficiente dandismo, tenemos al personaje que interpreta Stephen Fry que interpreta a un personaje muy parecido a Oscar Wilde (por si no lo saben Fry ya hizo un biopic sobre el mismo Wilde).
Apenas decir nada más, sólo que la protagonista femenina Natalie Portman parece más inexpresiva que el propio V y su máscara, y su único mérito tal vez sea haberse dejado rasurar su larga cabellera (uno se pregunta el por qué de tanto éxito de esta actriz que hizo de la reina Amidala se convirtiera en insufrible, y por el que uno entendía rápidamente el poder de atracción del lado oscuro... ¡Qué narices, si al final el lado oscuro siempre mola más).
En definitiva, una película que no depeccionará a jóvenes idealistas pero que aburrirá a otros más rodados.
Por último, la película hace referencia varias veces al dia 5 de Noviembre como el dia en que V cambiará el mundo, un discurso que recuerda mucho al Enrique V de Shakespeare y su noche de San Crispín.
Enrique V. Acto 4. Escena III

Este es el día de San Crispín.
El que sobreviva a este día y vuelva sano y salvo a su casa,
se izará sobre las puntas de los pies cuando se mencione esta fecha,
y se crecerá por encima de sí mismo al oír el nombre de San Crispín.
El que sobreviva a este día y llegue a la vejez,
cada año, en la víspera de esta fiesta, invitará a sus amigos
y les dirá: «Mañana es San Crispín».
Entonces se subirá las mangas, y, al mostrar sus cicatrices,
dirá: «Recibí estas heridas el día de San Crispín».
Los ancianos olvidan, pero incluso quien lo haya olvidado
todo recordará aún las proezas
que llevará a cabo hoy. Y nuestros nombres serán para todos tan
familiares como los nombres de sus parientes
y serán recordados con copas rebosantes de vino:
el rey Enrique, Bedford y Exeter,
Warwick y Talbot, Salisbury y Gloucester .
Esta historia la enseñará un buen hombre a su hijo,
y desde este día hasta el fin del mundo
la fiesta de San Crispín nunca llegará
sin que a ella vaya asociado nuestro recuerdo,
el recuerdo de nuestro pequeño ejército,
de nuestro pequeño y feliz ejército, de nuestra banda de hermanos.
Porque quien vierta hoy su sangre conmigo
será mi hermano; por muy vil que sea,
esta jornada ennoblecerá su condición.
Y los caballeros que permanecen ahora en el lecho de Inglaterra
se considerarán malditos por no estar aquí,
y será humillada su nobleza cuando escuchen hablar a uno
de los que haya combatido con nosotros el día de San Crispín.

Etiquetas: ,

4 Comments:

Blogger Palimp said...

Cuando vi la película no me defraudó demasiado: tenía muy presente el cómic de Moore, y sólo por ver en la pantalla momentos como la carta que descubre la prota, merece la pena soportar escenas como la de todo el mundo con la máscara de Guy.

Ando buscando blogs de literatura o similar de Barcelona ¿Alguna ayudita?

9:24 p. m.  
Blogger sfer said...

A mí no me pareció que la película desprendiera más moralina que el libro en lo que te refieres. Creo que si alguien lee el cómic con los acontecimientos de EE.UU. en mente, también puede aplicarle esa lectura. Creo que han sido bastante fieles a la historia de Moore y que el hecho que el autor se haya desmarcado no tiene nada que ver.

PS: me voy a mirar ahora mismo esa lista de blogs barcelonins ;-)

3:24 p. m.  
Blogger Vigo said...

Palimp, supongo que cuestión de gustos, a mí todo el asunto de la carta me pareció un poco irreal tanto por la situación en sí, como por el idealismo que se desprendía. Las cadenas las pone uno mismo, pero que le digan eso a alguien que está siendo aprisionado y torturado.
De todas maneras lo que no niego es que los guionistas presentan inteligencia a la hora de escribir diálogos o monólogos.

Blogs de literatura en Barcelona?? Recuerdo que blogger sacó una nueva funcionalidad para buscar en ciudades, pero ahora no recuerdo como se accedía. Ya lo miraré por si te puedo dar una pista mejor.
De todas maneras la manera más fácil que ahora se me ocurre es mirar los links de los perfiles e ir probando blogs que tengan esos links. Mirar Barcelona, e ir saltando de uno a otro y comprobando. O, mirar directamente por gustos literarios con un libro que sea un poco especial (Rayuela podría servir), e ir de una ciudad a otra.

5:32 p. m.  
Blogger Vigo said...

Sfer, tal vez tengas razón, yo soy un ignorante del cómic. Pero lo que puse es más o menos lo que creí entender del link que coloqué, aunque puede que todo ello no sean más que habladurías

5:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email