La Librería

Pequeños retales de literatura

miércoles, marzo 12, 2008

Xhelazz y Sólo son vidas

Como decía en el post anterior, normalmente me gusta un hip hop bastante más mestizo, pero aquí voy a dejar un rap mucho más purista. Viene cargado de autenticidad y con un sonido brutal. Se hace llamar Shelazz y es un rapero zaragozano cuyo verdadero nombre real es Mario Celimendiz. La canción se titula Sólo son vidas.
En el post anterior hablaba de la niña de la Mala Rodríguez (ahora Rajoy tendrá mucho más tiempo para jugar con su niña ;D). Veo el vídeo y escucho la canción y me siento mucho más cercano a estas vidas, que a la que me preponen esas juventudes que van con pelo repeinado a raya y visten jerseys de rombos, o su versión fémina: pijitas de botas de cuero de caña alta (nunca demasiado alta no sea que aparentasen ser lo que no querrían aparentar). Tal vez no debiera poner política en ningún post, y menos vincular pañuelos de colores a esta canción. Pero no puedo reprimirme y soltar una sonrisa de total satisfacción con los eventos sucedidos últimamente (¡Y el chiki-chiki a Eurovisión!).
Frente a este vídeo, con sorna no puedo más que responder con estos otros dos, del ya amigable jubilado de Moratalaz (el antes y el después).

Sí! En esta España a la pertenezco es muy amplia en su concepción, y como decía Zapatitos (así lo llama mi brother) conviene especialmente no olvidar que en ella también están los que menos tienen, a lo que apostillo, que también suelen ser los que más sufren.
Y si no bajen a ver como se vive en los infiernos. Bienvenidos –si se puede decir así- al hogar de las chicas muertas.



María se muere de cáncer,
Pablo fumó su primer cigarro ayer.
Alicia jamás va a volver,
nunca lo superó Javier.
Eduardo borracho llega a casa,
Olga corre a esconderse con Diana.
Laura por fín ha sido mamá.
Raúl desaparece del mapa,
Sara vomita para no engordar.
Manuel come los restos que en la basura deja Clara.
A Marcos lo han vuelto a encarcelar,
Carmen grita libertad.
Fernando tiene miedo,
Moises sigue llorando en silencio.
Rebeca se abrocha el cinturón de seguridad,
Nacho ya no puede levantarse de la silla
a abrazar a Soledad.


Xhelazz
Sólo son vidas (El soñador elegido)

NOTA: Añadido de última hora. Mi recuerdo hacia hacia todas las víctimas de la barbarie ocurrida el 11-M en las estaciones de metro de Madrid. Sólo eran vidas... pero cada una de ellas era extraordinariamente valiosa.

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger señor tascoigne said...

Todas las vidas deberían ser igual de importantes. Importantes en la conciencia.

Pero no lo son.

Si aún no has llamado a Begoña, llámala.

6:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email