La Librería

Pequeños retales de literatura

jueves, mayo 18, 2017

Spoonman

Hace meses que no escribo nada aquí, debe ser la libertad del que no espera nada de este lugar. Aunque, claro, si pasa mucho tiempo vuelvo a echar los lazos aunque sea por puro sentimentalismo.

Me acabo de enterar de la muerte de Chris Cornell el que fue cantante de Soundgarden a la edad de 52 años. Nuestros gustos viven en gran parte en el territorio de nuestra adolescencia, y yo en los 90 comenzaba a sentirme tentado por aquellos sonidos sucios que venían de Seattle, y que dio lugar a aquel estilo musical que se denominó Grunge. Aún recuerdo la fascinación que me produjo la primera vez que un amigo me dejó oír de su walkman (que tiempos…) lo que creo que era una maqueta pirata de Nirvana.

A Chris Cornell tuve la fortuna de escucharlos en la sala Razzmatazz, invité a mi hermano por su cumpleaños que era el que me había introducido en grupos como Soundgarden, Rage Against de Machine, o Nine Inch Nails. En aquella ocasión cantaba Cornell formando parte de su nueva banda Audioslave (con los componentes de RATM). Y recuerdo que fue un concierto espectacular, con todo el suelo vibrando por los saltos del público.

Me da pena que Cornell haya muerto tan joven, pero creo que no sólo por él, sino que con su muerte se lleva también un pedazo de mi adolescencia. Pero bueno, la vida y la muerte son así, dispuestos a arrebatarte cosas en cualquier momento del camino. Sirva esta entrada para homenajearlo, con uno de sus éxitos más reconocidos: Spoonman



Y ya de paso un video de escépticos de Barcelona, donde Juan Soler (auténtico spoonman) enseña al genetista José Blanca los secretos de Uri Geller y su fabulosa cuchara.

2 Comments:

Anonymous Palimp said...

Yo me acabo de enterar también. Nos vamos haciendo viejos.

8:20 a. m.  
Blogger Vigo said...

El otro día lo hablaba con una amiga, nos hacemos viejos, sí, pero yo cuando me miro en el espejo me veo aún joven comparado con otras personas de mi edad que salen por la tele, y que parece que la vida les ha castigado mucho. ¿Será algún tipo de sesgo mío que me hace mirarme con buenos ojos?

Algún día en vez de libros o ciencia, deberíamos hablar de música. Seguro que descubrimos afinidades que nos sorprenden. :)

1:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email