La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, noviembre 22, 2016

El Click

Hace unos días vi una noticia sobre las patentes que tanto Sony como Samsung estan desarrollando para sacar lentes de contacto que son capaces de hacer fotografías mediante el sencillo acto de parpadear (aquí es cuando todo el mundo exclama indignado: ¿cómo el dispositivo sería capaz de interpretar un parpadeo consciente de otro inconsciente? Bueh, no se me alboroten; lo único que suponemos al respecto es que los que hacen estas tecnologías son más listos que el resto de los mortales, y confiamos en ellos para resolver este fútil problema, aún así, si usted padece algún tic en los ojos le recomendamos que llegado el momento no se compre esta tecnología; la ciencia es ciencia, pero no hace milagros).
Lentilla cámara
En la serie Black Mirror aparecían unas lentillas del estilo, que grababan en un video todo lo que los ojos de alguien veía, y luego así se podía rebobinar la acción para rememorar el momento que uno deseara, lo que en un matrimonio era un motivo de discusión ante la infidelidad de uno de ellos y la voluntad de su compañero que le mostrase lo que había hecho el primero/a mientras estaban separados. Ver para creer. ¡Pero lo útil que sería al menos para encontrar esas llaves que uno nunca encuentra cuando tiene que salir de casa!

De todas maneras, lo que si destacamos es que la tecnología avanza implacablemente, y es impresionante como las cámaras fotográficas se han ido reduciendo de tamaño. Los inicios desde luego fueron muy duros…
Camara Mammoth
Esta entrada me hace acordar de ese texto maravilloso de Julio Cortázar que lleva por nombre: “El tesoro de la juventud”.

PD. Si buscaban a Milo Manara... otro día.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger Holden said...

Pues hombre, nunca está de más ver cositas de Manara xD

Como sea, la serie esta de Black Mirror me parece una pasada y desde luego se la recomiendo a todo aquel con el que me cruzo. No sabía de esa cámara tan vieja y tan enorme, oye. Siempre se puede aprender algo ^^

11:38 a. m.  
Blogger Vigo said...

La cámara es de comienzos del siglo XX y se le llamó la cámara Mammoth (Cámara Mamut). Se construyó para conseguir fotografiar con toda su extensión a un tren con una única fotografía.

Espectacular es desde luego... aunque visto desde un punto de vista práctico yo hubiera optado por una cadena de cámaras que hicieran la foto al mismo instante, y luego empalmar los resultados.

La otra opción que se me ocurre es inventar el cinemascope :)

Gracias por la visita.

1:46 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email