La Librería

Pequeños retales de literatura

viernes, marzo 11, 2005

En recuerdo de las víctimas

No quería faltar al homenaje que desde toda España se le rinde hoy a las víctimas de los trenes de Madrid. Copio un artículo que leí poco después del atentado, el cual conseguía explicar lo que a mi me hubiese gustado poder gritar.

España, aparta de mí este cáliz
por Abel Posse

El terrorismo está condenado por el absurdo. Su fuerza destructora se torna inmediatamente en antipolítica. El fragor y el resplandor rojo de la bomba engendra enseguida un aire negro, deletéreo. El sórdido terrorista se aleja sintiendo que su “política” es sólo muerte, infamia, negación de vida, política de podredumbre, de vientres abiertos sobre el asfalto, de caras quemadas, de miradas enceguecidas, de brazos arrancados.
Huye el terrorista como una alimaña herida por su hedor. Siente que la muerte sólo puede traer muerte.
El estudiante que en el tren preparaba su lección de química, el inmigrante recién desayunado por el amor de la mujer que prepara los niños para la escuela, el joven profesor, el albañil, el vendedor, el rumano que vende pañuelos de papel, el joven empresario, esos niños que la madre despidió ajustándole la bufanda pese al rezongo de siempre. Ese era el pueblo de la colmena de Madrid, el pueblo de España, el pueblo del mundo.
Ahora yacen destrozados entre los rieles de Atocha. Las alimañas tal vez escucharon el sonar angustiado y ya sin destino de los móviles. Las alimañas huyen y se reunirán pensando que la muerte infame que sembraron puede transformarse en razón política, en triunfo. Pero empiezan a sentir que sus mismos pasos ya no resuenan, que sus manos empalidecen. Sienten que también mueren, definitivamente, junto a los muertos inocentes. A ellos también se les cayó la vida entre los rieles. Sienten que causaron un acto infame, y que se expulsó para siempre de la condición humana, que la muerte sólo les trae muerte, empezando por sus propias muertes. Y que cuando sean procesados y condenados vivirán su condena y sus días con la miseria y el hedor de un muerto sin sepultura.

Publicado en el diario ABC (España), el 14 de marzo de 2004 (Sección Nacional)

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger lua said...

No olvidamos.


Dark kisses

1:34 p. m.  
Blogger ginger said...

Hola Vigo,
Gracias por tu visita a mi blogspot. (Mi espanol no es muy bien, y tu igles es muy bien!). Tu quieres mi ayuda con tu guestmap? The copy/paste code is probably wrong. (yo no se espanol para esos palabras!)

:)

12:52 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email