La Librería

Pequeños retales de literatura

jueves, febrero 15, 2007

Scott Vs Amundsen

Situémonos:

El capitán Scott en su voluntad de ser el primero en alcanzar el Polo Sur, llegó con su expedición al punto más austral del planeta entre el 17 y el 18 de enero de 1912, más o menos un mes después de que ya lo hubiera alcanzado la expedición del noruego Amundsen. En su camino de vuelta Scott y sus compañeros se vieron sorprendido por fuertes tormentas que les impidieron alcanzar el campamento base. Evans murió de agotamiento, Oates murió de congelación el dia que cumplía 32 años (mi edad) de una forma heroica, para no retrasar a sus compañeros por la reaparición de una antigua herida de guerra abandonó la tienda en la que estaban pronunciando una frase que quedaría para la historia: “Sólo voy a salir un rato”. Los tres restantes miembros de la expedición morirían poco después por congelación y falta de alimentos, y quedarían para la posteridad las notas que Scott dejó en su diario.
Después de haber leído la carta, percibo que Scott era una persona culta por la manera en que redacta sus frases, lo cual me ha hecho leerla con algunas dificultades. En la carta se despide de su mujer, le dice lo que le ha querido, y que le hubiera encantado regresar con ella para contarle todas las historias. Le dice que no tenga ningún reparo en encontrar otro marido y casarse de nuevo. Y sobre todo le da consejos para que eduque a su hijo, y éste pueda labrarse un buen porvenir.

Seguramente el fragmento más literario es éste:

"You know I have loved you, you know my thoughts must have constantly dwelt on you and oh dear me you must know that quite the worst aspect of this situation is the thought that I shall not see you again. The inevitable must be faced"

"Sabes que te amado, sabes que mis pensamientos estuvieron constantemente en ti, y o querida debes saber que lo peor de esta situación es el pensamiento de que no te volveré a ver. Lo inevitable debe ser enfrentado."


Ha este paso haremos una sección en este blog de historias tristes.

Etiquetas:

11 Comments:

Blogger Javier Luján said...

Me ha encantado la historia, el sacrificio de Oates, que los últimos pensamientos de Scott fueran para su mujer. Sin duda, grandes personas.
Un saludo.

10:13 a. m.  
Blogger Vigo said...

Sí creo que si tuviera que morir me gustaría que mi último pensamiento fuera hacia ella, y que ella lo supiera. Sería una especie de último regalo que nos haríamos mutuamente en quizás el momento más dramático de nuestras vidas.

8:17 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

penoso

7:14 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

m podeis decir las respuests a alas actividades del libro sscott y amundsen vicens vives.

5:12 p. m.  
Blogger Javier said...

Hello, soy Edward , el corresponsal de The Strand Magazine en la expedición del capitán Scott al Polo Sur, gracias por seguirnos. En los próximos meses te mantendré diariamente informado de todo lo que por aquí suceda.
Además, puedes leer las crónicas que dos veces por semana –los martes y viernes- envío a al Strand, son una descripción más pormenorizada de todo lo que nos acontece. No te preocupes por el idioma, las encontrarás en español en www.conscottalpolo.es

9:16 p. m.  
Blogger miriam said...

me ha encantado es preciosa :)

4:31 p. m.  
Blogger miriam said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

4:31 p. m.  
Blogger miriam said...

me ha encantado es preciosa :)

4:32 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

kiero las respuestas de la pag58 y 59 xfavor es para un concurso

1:31 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

º11ºº1º21º11ºº1º21º11ºº1º21º11ºº1º21º11ºº1º21º11ºº1º21º11ºº1º21º11ºº1º21º11ºº1º21º11ºº21º

1:33 p. m.  
Blogger Paula Romero said...

Yo tmb

9:30 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email