La Librería

Pequeños retales de literatura

lunes, julio 23, 2007

Entre heces y orina nacemos...

Inter faeces et urinam nascimur...
Hablemos de escatología, pero no de la que se refiere a la vida detrás de la muerte, con la que seguramente me sentiría mucho más cómodo. Creo que etimológicamente este significado tiene mucha más razón de ser que el que vulgarmente asociamos todos de caca, culo, pedo, pis. No teman, soy un pudoroso del lenguaje, y me es imposible enmerdar -para luego tener que enmendar- demasiado mis palabras, así que al decir que voy hablar de escatología, es más que nada para declarar públicamente que nunca me ha gustado hablar de escatología en las conversaciones con mis amigos.
Tal vez sólo me interese en este sentido el arte (ya sabemos que el arte lo salva todo, al menos para alguien como yo que casi descree de todo lo existente). Me interesa la series de pinturas de Warhol que oxidó con la caliente agüita amarilla (Warhol como precursor del piss art); me interesa las latas que Piero Manzoni vendía por no sé cuantos dólares, y que para descrédito del mercado artístico sólo contenían “aguas mayores” enlatadas. Y supongo que como estos casos otros muchos de los que me daría hasta un cierto reparo encontrar un vocabulario que no fuera demasiado ofensivo.
Ahora bien hace unas semanas me divertí con un hecho que denunciaba Mezkal en su blog sobre el anuncio de una ranita dirigido al televidente infantil, que tras limpiarse sus posaderas con una de esas suaves toallitas, esta desaparecía misteriosamente como si de un truco de magia se tratara. Mezcal llegaba rápidamente a la conclusión de que la ranita lo que hacía era guardar esa toallita sutilmente en el orificio anal. Mina, suspicaz como es ella, proponía diversas alternativas a la posibilidad abierta frente al abismo del trou du cul. Y yo me digo ¡gran ejemplo para los niños! pero me pregunto si será necesario hacer este tipo de anuncios para educar al niño a limpiarse el culo, que ya lo anunciaba Rabelais en su Gargantúa y Pantagruel que para limpiarse el culo antes era necesario cagar... Pero de todas maneras vean el anuncio de la ranita verde de Dodot y comprueben por ustedes mismos.
Y todo esto para postear este otro anuncio traído desde el lejano Japón, para hacer cierto aquello tan leído en los azulejos de los lavabos de que caga el Rey y caga el papa, y del cagar nadie se escapa (vean que de nuevo envío salvas reales a modo de sarcasmos).
Supongo que el tema da para mucho, pero les aviso que no creo que haya una segunda parte. Ver este anuncio me sorprende en la medida justa que si de mí dependiese nunca se habría emitido por un sentimiento mezcla de pudor y sentido estético. Aunque también confieso que cuando lo veo una risita se me escapa por la comisura de los labios.

Etiquetas:

7 Comments:

Anonymous Palimp said...

Las latas de mierda de Manzoni han resultado tener... ¡yeso!

Instructivo el anuncio...

8:47 a. m.  
Blogger tortlon said...

Con tanta gente mirando y tanta cantinela no me saldría ni gota...
vamos, digo yo.

1:55 p. m.  
Blogger David Blázquez said...

El gran debate del voyeurismo es incomprensible...

8:45 p. m.  
Blogger Vigo said...

Palimp, pues por muy grato que pueda parecer el descubrimiento, yo creo que debería ser motivo de demanda.
Uno compra mierda a precio de oro pensando por supuesto que es mierda.
Debería de poner en la lata con letras gigantes la editorial que tú predicas: ¡Vaya timo!

4:42 a. m.  
Blogger Vigo said...

Tortlon, que bueno verte por aquí!!
Te comprendo perfectamente, cuantas veces debo de haber ido al lavabo y al ver que inicialmente no salía el chorro y al imaginarme que mis compañeros de meada tal vez se preguntasen porque tardaba tanto, he decidido subirme la bragueta esperando tiempos mejores en los que mi vejiga tomara una decisión más contundente.

4:46 a. m.  
Blogger Vigo said...

David, encantado primero... Sí, tengo un amigo que cuando vivía con su familia tenían la costumbre de meterse varios miembros de la familia en el lavabo a la vez. Así uno podía entrar a mear, mientras otro estaba por ejemplo en la ducha.
Todo muy liberal... pero a mí siempre me pareció que el invento del pestillo era un gran invento, al menos cuando el que lo cierra es uno mismo.

4:50 a. m.  
Anonymous mina de vacances said...

Los comentarios han seguido su curso. Como tema, no está muerto XD

Hasta la próxima,

11:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email