La Librería

Pequeños retales de literatura

miércoles, julio 11, 2007

Quemaduras de nieve

Cuenta la leyenda que en el siglo IV d.C se le apareció en sueños la virgen María a un rico matrimonio romano la misma noche que el papa Liberio soñaba también con ella, el mensaje fue el mismo para los tres, que al día siguiente señalaría con nieve el punto exacto donde debían construir una Iglesia. El día siguiente amaneció con una de las siete colinas de Roma nevada. Había nevado en pleno mes de Agosto.

Se construyó allí, sobre la cumbre del monte Esquilino, la Iglesia de Santa María la Mayor, una de las más bellas de Roma, y donde desde entonces se rinde culto a “la Virgen de las Nieves”, también llamada como “Virgen Blanca”.

Cada año se celebra en Roma esa epifanía bajo el nombre del “milagro de la nieve”, y desde el techo de una de las capillas de la basílica caen miles y miles de pétalos blancos sobre los feligreses.

Todo esto para hacer un guiño a los porteños cuyos tejados ayer amanecieron nevados después de casi noventa años sin nieve en la ciudad de Buenos Aires, y justo nieve en un 9 de Julio, día de la independencia argentina.
Algunos pensaron que la nieve de la que habló Oesterheld en el Eternauta no era más que fruto de su imaginación, sin embargo los hechos demuestran todo lo contrario. Tal vez los copos de nieve no anuncien el fin del mundo, pero tal vez es que no pusieron los copos de nieve bajo la cruel mirada del microscopio: curvas de Koch; únicas curvas que no tienen tangentes. Fenómeno que debería atormentar a cualquier mente inquieta.

La pena es que los linyeras deben estar muriéndose de frío.
Fotografía de fotografías.net

Etiquetas: ,

1 Comments:

Anonymous La Rosa Negra said...

Me parece interesante tu blog. Sin permiso de mi hermano, no creo que le moleste en absoluto, me voy a permitir enlazarte al de él, jejeje.
Me es más fácil hacer click desde allí, jajaja.
Saludos de La Rosa negra.

1:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email