La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, mayo 10, 2011

La otra cara del Dr. Gregory House

Homo homini lupus
(el hombre es un lobo para el hombre)
Thomas Hobbes


10 de mayo, día mundial del lupus. Sobre la enfermedad del lupus sabemos la mayoría más bien poco, si hemos visto algunos capítulos de House sabemos que es una enfermedad crónica, de origen autoinmune, cuyas causas de aparición son desconocidas. Su sintomatología es tan amplia, que bien pueden cuadrar con cualquiera de los extraños diferenciales que el doctor Gregory House rotule sobre su pizarra. Aunque por alguna extraña broma de los guionistas, también sabemos que al final el paciente podrá tener cualquier otra extraña enfermedad, pero nunca tendrá lupus. De hecho los guionistas son bastante recurrentes en la manera de concebir los capítulos, y al igual que nunca es lupus, hay otras situaciones que siempre se repiten, como por ejemplo que los doctores se equivoquen una y otra vez con el diagnóstico mientras la enfermedad avanza, hasta llegar al punto en que el paciente sufrirá algún tipo de parada cardiaca, por el que tendrán que utilizar para reanimarlo las palas del desfibrilador. El capítulo terminará cuando Hugh Laurie aparezca en el reino de los iluminados, y por algún tipo de pensamiento lateral encuentre las causas y el remedio a la enfermedad.

Respecto a lo del lupus, recuerdo que en un capítulo el Dr House incluso escondía en un libro de lupus que estaba ahuecado, un frasco de vicodina. Alguien luego le preguntaba por el maltrato de tal tratado, y él respondía que "como nunca era Lupus…”.

Hugh Laurie cobra la magnífica cifra de 400.000 dólares por episodio, pero que se le va a hacer a mí no me parece excesivamente mal si lo comparo con otras estrellas que cobran cifras parecidas, y me parece que tienen mucho menos talento. Hugh Laurie me parece un genio, y no ya por lo que me pueda deslumbrar por los comentarios en la serie, que ya se que son obra y gracia de los guionistas, sino por su magnífica interpretación. Pero es que además, el haberlo visto en otras series o películas anteriores, como la que TV3 emitió durante varios años con el mítico nombre de: L’escurçó negre (Blackadder) que prelanzaría a la fama a un Rowan Atkinson (futuro Mr Bean) y que mantenía en su elenco de secundarios a personajes memorables como el que hacía de Baldric o el propio Hugh Laurie (video 1, video 2).

La verdad, es que tras ver el contraste de esta vis cómica con el personaje que Hugh Laurie que tan bien interpreta ahora al doctor Gregory House, con todos sus matices tanto serios como humorísticos, no solo me parece meritorio y que es un gran actor, sino que además demuestra que se ha currado llegar donde ha llegado.

Gregory House

Además Hugh Laurie para mí es un genio, porque es una de esas personas que desborda por sus facetas creativas: hace unos años publicó una novela titualada “The gun seller” (en España titulado “Una noche de perros” y la Wikipedia dice que estaba escribiendo una segunda parte (Paper soldier). Pero donde sobretodo también destaca Hugh Laurie es en su faceta musical. Quizás es que cuando uno gana tanta pasta, tiene tiempo para despreocuparse y divertirse (ya lo hemos visto en otros actores americanos como Woody Allen, Keanu Reeves, Scarlet Johansson, Kevin Costner o Russell Crowe y en España quizás el caso más sonado es el de Luis Tosar que bien podría ganarse el pan fácilmente tocando con su grupo Di Elas)

La cuestión es que Hugh Laurie parece uno de esos hombre orquesta, porque tanto toca la guitarra, como el piano, o la armónica, y encima canta bastante bien. Acaba de presentar su primer trabajo serio con el título Let them talk (Dejarlos hablar) cargado de blues, y aquí tienen una especie de trailer de presentación de este disco.

Hugh Laurie, Let Them talk: An Introduction.



De todas maneras, ya sea actuando o cantando, es fácil encontrarle en su faceta más payasa, y siempre sabe sacarnos una sonrisa. Aquí Hugh Laurie interprentando The Protest Song. ¡Y qué fácil sería entonces arreglar el mundo!

(esta actuación me hace recordar la escena del Ejercito de las tinieblas, cuando Ash se olvida la retahíla del Klaatu Barada Nicto que debe pronunciar para recuperar el Necronomicon.)

Y comienza en Barcelona la Semana de Poesía.

Etiquetas: ,

5 Comments:

Blogger Doctora said...

A mí también me gusta la serie,aunque fui perdiendo interés cuando formó un nuevo equipo.
Laurie ya me parecía un tío complejo por las entrevistas que le había visto,pero confirmó mis sospechas cuando anunció que tenía depresión en el 2007.

8:59 p. m.  
Blogger Vigo said...

A mí es que me van las personalidades complejas, y el motivo de su depresión si es por echar de menos su familia, pues en cierta manera le da casi más valor como persona. Los desconsiderados quizás son su familia, que viven seguramente de su dinero, y quizás no estaría mal que se planteasen cambiarse de continente.

También oí que se que quejaba de tener que actuar en los capítulos siempre con la cojera, porque al final estaba adquiriendo una cojera de verdad. Irónico... Pero si fuera así también refleja lo buen actor que es (o que desea que aún le suban más el sueldo :S)

8:12 p. m.  
Blogger C. Martín said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

1:57 a. m.  
Blogger C. Martín said...

A mí este hombre es que me gusta haga lo que haga y me da que sería un buen tipo para irse de cañas. Además siempre podría tocarnos algo como fin de fiesta..., incluida alguna guitarra también XD

1:58 a. m.  
Blogger Vigo said...

Bueno, sí, puede tocarte la guitarra, contarte unos chistes, o hacerte un reconocimiento... aunque si está de mala leche yo creo que también puede tocarte mucho los huevos.

Pero desde luego es como aquellos personajes renacentistas, que les da igual hacer una cosa u otra.

11:28 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email