La Librería

Pequeños retales de literatura

miércoles, diciembre 19, 2012

Petrus Borel, el Licántropo

Descartando a Knutt Hamsun, seguramente la historia que más me ha impactado en el mundo literario acerca del hambre, es la del poeta maldito Petrus Borel, de quién se dice que agobiado por el martillo implacable del hambre, mató a su perro para poder saciar sus tripas. Fue por esa época en la que Petrus Borel comenzó a utilizar el pseudónimo del “Licántropo”y con ese sobrenombre nos han llegado firmados sus poemas. Es en su poema Miseria donde nos da una muestra de su desesperación cuando concluye el último verso con un contundente: j'ai faim! (¡tengo hambre!)

Petrus Borel nació en Lyon y precisamente yo en unos días pisaré esta ciudad que está en las faldas de los Alpes. Bueno de hecho, estaré casi todo el tiempo en un pueblo llamado Fleurieu Sur Saone (que como su nombre indica está atravesado por el Saona, y que si se sigue su curso se van pasando ininterrumpidamente distintos pueblos hasta llegar a Lyon, donde el Saona se junta con el Ródano).

Pero volviendo al Licántropo, un breve texto suyo:

Creo que la única manera de hacerse rico es ser feroz, un hombre sensible jamás se enriquecerá. Para enriquecerse, hay que tener una sola idea, un pensamiento fijo, duro, inmutable, el deseo de acumular un gran montón de oro; y para llegar a aumentar ese montón de oro, ¡hay que ser usurero, estafador, inexorable, extorsionista y asesino!, ¡maltratar especialmente a los débiles y los pequeños!

Y, cuando se llega a poseer esa montaña de oro, uno puede subirse encima, y desde la cumbre, con la sonrisa en la boca, contemplar el valle de miserables que ha
ocasionado.

Petrus Borel Champavert : Contes immoraux

Gilito

Nota: en inglés el tío Gilito se llama $crooge McDuck (con la connotación dickensiana del avaro de Ebenezer Scrooge de Cuento de Navidad).

Bueh… y llegados aquí y como no sé si podré postear algo por tierras francesas –aunque programaré alguna entrada-, les deseo hic et nunc (aquí y ahora): ¡Feliz Navidad!

Etiquetas:

5 Comments:

Blogger Doctora said...

Hace poco escuché a Julio Anguita decir algo parecido sobre los ricos y la verdad es que en parte estoy de acuerdo. Intento no ser tan radical, pero...

Siempre he pensado que si tuviera mucho, mucho dinero, como Michael Jackson donaría a beneficencia mogollón de pasta. Que haya peña con millones en el banco mientras otros se mueren literalmente de hambre es lo más miserable del mundo.

7:35 p. m.  
Blogger Doctora said...

Ah, y felices fiestas, que lo pases bien en Francia :)

7:35 p. m.  
Blogger Vigo said...

Hay una pregunta que yo he hecho alguna vez a algún diplomado de económicas para ver si a nivel macroeconómico me daba una respuesta: ¿Para que hayan ricos tienen que haber pobres? De momento nunca me ha convencido ninguna de las respuestas que me han dado.

Sea como sea, a no ser que te toque la lotería soy también de los que piensa que para ganar mucho dinero, algo oscuro seguro que guardas en tu biografía.

Si tu tuvieras mucho dinero (sic), y donases mogollón de pasta... (te criticaríamos por las redes como con Amancio Ortega cuando donó algo de su pasta). Somos así. Pero bueno soy de los optimistas que piensan que pese a los ciclos negativos que ocurren, creo que el progreso mejora a la sociedad. Lástima que este proceso siempre es lento, y mientras tanto hay gente que se queda en la cuneta de este progreso.

Gracias, felices fiestas también a tí, Bea. En unos días me imagino que te vuelvo a felicitar en tu blog. Te agradezco de verdad todas las risas que me has sacado desde que te conozco. Un beso.

6:03 p. m.  
Blogger Orion said...

¡Muy buenas Vigo y Doctora!

Cuánta razón tiene Licántropo.

Hay una teoría muy antigua que dice que todas las grandes fortunas son fruto del robo, el fraude, la explotación, la extorsión... Añade que puede darse el caso de alguien con muchísimo dinero y que sea honrado, pero seguro que en el árbol genealógico de esa persona, hay algún ascendiente que amasó gran parte de esa fortuna empleando métodos execrables.
Si yo tuviera mucho dinero también donaría un buen pellizco a instituciones benéficas y de ayuda humanitaria. Por otra parte tampoco creo que sea necesario poseer una gran fortuna para ser solidario. A veces pienso que si todos los habitantes del planeta donaran cinco euros al mes (más o menos lo que viene a costar ya un paquete de tabaco), aunque la mitad de ese dinero se perdiera por el camino, paliaríamos, en gran medida, el hambre en el mundo.

La foto del tío Gilito, me ha hecho recordar las montañas de comics "Don Miki" que tenía de pequeño :).

Aunque la Navidad cada año me la suda más, os deseo felices fiestas (a ti, Vigo, y a todos los que proliferan por tu blog)

¡Qué lo pases muy bien en Fleurieu Sur Saone!

7:35 p. m.  
Blogger Vigo said...

Lo que está claro es que el capitalismo en el que hemos confiado el progreso tiene su parte negativa. Y parece que cada vez más se acentúan las desigualdades. Cada vez hay ricos más ricos, y más pobres (por que siendo una vez pobre no creo que ya se pueda ser mucho más pobre).

La desigualdad es la cuna de la maldad humana, y también de la injusticia. A veces se afirma que "la gente tiene lo que se merece" como si los ricos por su espiritu emprendedor hubieran labrado su fortuna, cuando en realidad estas oportunidades dependen mucho más del lugar del mundo y la familia en la que te ha tocado vivir.

El otro día leía un artículo que decía que había una generación actual de jóvenes desempleados que cada vez sienten más odio hacia los ricos. Ya veremos en que acaba todo esto...

Nadie puede salvar todo el peso del mundo, pero un poco de solidaridad hacia los demás es la forma de salvarse hacia uno mismo. Recuerdo que uno de los hombres más ricos del mundo, después de donar gran parte de su riqueza escribió un libro que se llamó: "Evangelio de la riqueza" cuyo postulado principal era que el hombre rico debía vivir sin lujos e intentando ayudar a los demás.
Desde luego creo que si todos fueramos mucho menos egoístas, el mundo podría ir infinitamente mejor.

Intentaré pasarmelo lo bien que pueda entre los franceses (son muy raros... entre otras cosas comen queso a todas horas ;D)

Pásalo tu también bien, junto a tu mujer, y el resto de la familia. Chau.

PD. Seguiré posteando por estas fiestas más que nada porque al final he programado bastantes entradas para estos días navideños. Lo que me será más complicado será conectarme yo desde Francia.

Ale, me voy a hacer la maleta.

5:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email