La Librería

Pequeños retales de literatura

sábado, octubre 15, 2005

Breves

Venía relativamente contento a postear alguna cosa, pues ya tocaba, pero llevo más de tres horas peleándome con el ordenador, porque no consigo que la inteligente maquinita haga lo que supuestamente debería hacer, ¿qué quizás mi ordenador es un poco borderline? Claro que igual es al contrario. Este quiero y no puedo me ha comenzado a poner frenético, todo ello sumado a la incomodidad que me producen unos puntos con los que mi dentista ha tricotado sobre mis encías (guapas dentistas que siempre me convencen para coger el papel de Frankestein, en el que uno sólo se tiene que tumbar en la camilla y dejar a los demás bailar al son de los zumbidos).

Noticias muy breves, que no me molestaré ni en buscar los links.

- Hace unos días se inauguró en Madrid la Feria Liber, dedicada al mundo editorial (igual hasta ya ha cerrado).
-Harold Pinter se llevó el Premio Nobel de Literatura (sin desmerecer su obra, parece que la Academia últimamente está premiando a algunas de las voces que se han mostrado críticas frente a la guerra de Irak).
- Hoy me parece que también se falla el Planeta (aunque la familia Lara siempre me cayó bien, considero que el Premio está bastante desprestigiado. Lo que demuestra que no se debe –o debería- conseguir todo a golpe de talonario. Los escándalos que han rodeado al Premio Planeta han sido muy variados durante estos últimos años).

Mi estado de ánimo, me ha hecho recordar a un pequeño cuento de Cortázar que leí hace apenas unos días.

Canario Por más que uno haga, qué resulta: alpiste. Vos te deshaces cantando y ahí tenes: viene la vieja y te renue­va el agua de la bañadera. Cuando te ponen una hoja de lechuga (la que les sobró, roñosas del carajo), arman un lío que reíte de la orden de Malta: "Aquí tiene el canarito, tome, tesoro, bz, bz, bz." ¡El canarito! ¿Pero qué se creen éstas? Primero que yo soy un canario flauta de pedigrí, segundo que en la casa Paul Hermanos los compa­ñeros de jaula me habían bautizado Siete Kilos teniendo en cuenta mi polenta de cantor. Y esta vieja abominable me viene a trabajar de "tesoro" y de "canarito". ¡Te rompo el alma, vieja ignominiosa! ¡Te perforo el encé­falo a patadas!
Esto a título general, pero más indignante me resul­ta la forma en que la vieja y sus hijas desconocen los va­lores de mi canto. Por la forma en que me imitan, silban­do para estimularme (para estimularme, las desgracia­das) se ve que lo único que captan es la parte más vulgar y asequible de mi ejecución, digamos cuando estoy ca­lentando los reactores y entre buche y buche de agua ensayo algunos bz bz bz, tri tri, tió tió tió, bz bz bz; en cambio se pierden irremediablemente el momento en que hago tj tj tj apk apk °° °° °° √/¥e xα+β = imp imp.
¿De qué sirven la inspiración y el talento cuando el público no está al alcance del artista, puta que las parió?

Julio Cortázar - La gran flauta-
Ilustración de Penélope Dullaghan



Noticias Breves. Sección Personales.
- Felicidades a la parte correspondiente de mi familia, que hoy es día de santos y cumpleaños.
- Me he embarcado en un pequeño proyecto con Arc y puede que con algunos más. Si todo va bien, ya daré un poco más de información. De momento al menos mi total admiración hacia Arc, pues es únicamente ésta, la que ha provocado que yo, avaro de mi tiempo, decida unirme a proyectos ajenos.
- Debería de hablarles de otra persona, pero francamente no sabría que decir y por donde comenzar. Pero debería…

Etiquetas:

5 Comments:

Blogger Lobis said...

Buenísinimo!, lo de Cortázar es un hallazgo. Me parece que tu estado de ánimo coincide con el de muchos de nosotros...

3:17 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Bueno, sí. ¿Quién te lo prestó...?

8:20 p. m.  
Blogger Vigo said...

Que raro, juraría que había otro comentario de lector en la sombra que misteriosamente ha desaparecido. Yo creo no haberlo borrado, aunque uno a veces no sabe con tanto spam que tal vez...

Gracias de todas maneras a ese lector en la sombra y a lobis. Sí, el texto tiene garra, es una demostración de como escribir puteao y hacerlo con un dominio extraordinario.

Anónimo, supongo que es usted Carles... Me pareció que si ponía a explicar de donde provenía el texto, el post caía ya en un exceso de datos irrelevantes (no por usted XD, sino por mis divagaciones). Pero por supuesto que fue usted el que me prestó el libro Territorios de Cortáciar, donde se pueden encontrar ése y otros maravillos textos. Y muchas gracias. Decir que controla los textos de Cortázar sería también una obviedad.

4:20 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

jaum

12:56 p. m.  
Blogger Vigo said...

Otro mensaje encriptado...

¿Ese jaum proviene del afirmativo alemán? ¿O tal vez corresponde a el extraño sonido que hacen sus tripas?
Sin faltarle usuario anónimo

11:25 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email