La Librería

Pequeños retales de literatura

lunes, octubre 17, 2005

El ombligo como centro erótico

El filólogo y antropólogo Gutierre Tibón, en su libro El ombligo como centro erótico, explica la importancia que en Japón se le da al ombligo, clasificando noventa y seis tipos de ombligos distintos. Tal vez esto explique una de las operaciones estéticas que desde hace unos años está de moda entre las japonesas es el Hesodashi, que consiste en operarse el ombligo para tenerlo rasgado. El motivo es que las japonesitas irónicamente tienen el ombligo redondo, mientras que las occidentales a las que quieren imitar lo tienen rasgado (la visualización de tanto cómic Manga debe producir estas formas extrañas de comportamiento).
Hesodashi

Etiquetas:

10 Comments:

Blogger Bohemia said...

La erótica del ombligo...Madre mía!!! Que mundo de superficialessssss...Que paren el mundo que yo me bajo aquí!!!! Ahora ya hasta del ombligo nos vamos a operar...Ver para creer!!!

Interesante y original tu post de hoy...

2:33 p. m.  
Anonymous lirva said...

En verdad me parece de las cosas más ociosas que puedan existir, pero este mundo cada vez se encuentra en peor decadencia. Pronto harán un libro sobre las diferentes formas del dedo chiquito de los pies, en fin...

Y con mucho gusto y justificación le mando un besito a su ombligo (además, no es la primera vez, jejeje).

7:11 p. m.  
Blogger Magda said...

También tengo entendido, que esto de que el ombligo sea rasgado es cosa de edad, ahí descubren si la mujer es joven o no lo es tanto (si es muy redonde ya no es tan joven, por más que traiga cirugías).

Por otro lado, rasgado o redondo, sí que existe la erótica del ombligo, sea en oriente o en occidente.

Saludos, Vigo.

8:05 a. m.  
Blogger Vigo said...

Bohemia, parece una nimiedad pero... seguramente me caería más simpática una chica que se hubiese operado el ombligo, que no otra que se hubiera operado para aumentar su talla de sujetador.
Y es que, en cierta manera, pienso que orbitamos alrededor de nuestros propios ombligos.
lirva, mi ombligo ya comenzaba a echar en falta su correspondiente cuota de cariños. Todas las partes de mi cuerpo se rebelan y canturrean:
Si bailas cachete con cachete
pechito con pechito
y ombligo con ombligo
así me animo a bailar contigo...
Magda, fascinante el dato, la verdad es que este tipo de eróticas tan particulares, me resultan fascinantes, y lo increible es encontrarte a gente como a Tibón (al que seguramente ya conocías por proximidades)que se dedicaron -entre otras muchas cosas- a su estudio. Tibón llegó a escribir otro libro aún más inquietante: "El ombligo como centro cósmico".

11:54 a. m.  
Blogger lukas said...

El ombligo rasgado es el más bello..., y no sé si en esto influye la edad, yo he conocido a dos mujeres que lo tienen así, y desde luego, las que lo tienen redondo, no me gustan. No es nada superficial, es muy importante!

12:08 p. m.  
Blogger Vigo said...

lukas, otro sabio del ombligo... deberíamos de conformar una asociación. Tiene suerte de haber estudiado el campo con tanto detenimiento, yo aún estoy a la espera de unos cuantos casos prácticos más, para poder presentar una tesis convincentes. Creo haber encontrado la geometría oculta en el misterio del ombligo.

3:35 p. m.  
Blogger vianey said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

7:39 p. m.  
Blogger vianey said...

El libro esta super!!!
Aunque no entiendo a las orientales ¿que es eso de que se operen el ombligo?, aunque se operen el ombligo sigen = de feas...

7:45 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El ómbligo es erótico, sin duda, un hermoso adornito en el esbelto vientre de una mujer bella es algo bello.

9:47 p. m.  
Anonymous Sex Shop said...

Muy buenooo!!!!!!!!

6:30 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email