La Librería

Pequeños retales de literatura

viernes, julio 01, 2011

Bon dia, ningú ho ha demanat però fa bon dia

Me he levantado con la noticia que la Guardia Civil por orden de la fiscalía anticorrupción, estaba registrando la sede de la SGAE por apropiación de fondos indebida, y ya el summun ha sido cuando he oído que Teddy Bautista había pasado a disposición judicial. Estos hechos inevitablemente me han hecho colgarme una amplia sonrisa sobre la boca para el resto de la mañana. Los ingleses para estos casos tienen una expresión que dice algo así como “give me a boner” que en castizo viene a ser algo así como “me he puesto palote”.

Para continuar con el buen humor, he recibido la llamada de un amigo que siempre me hace reír, y que me llamaba solo para aclarar y disculparse por un ínfimo malentendido al que yo no le había dado ni la más mínima importancia. En realidad me parece increíble que haya gente tan considerada, y si no lo conociera, pensaría que me han cambiado el mundo en el que vivo, o que hay señales que anuncian el apocalipsis.

Después oyendo la radio he oído a Carles Francino y a Javier Rioyo con lo del concurso de microrrelatos de la Ser. La verdad es que a veces uno escucha relatos muy buenos, y el que voy a postear francamente lo es. De hecho creo que si no he entendido mal es el que ha ganado la final del concurso de microrrelatos, y creo que realmente se lo merece, porque volviéndolo a releer me parece un ejemplo perfecto de lo que debiera ser un micorrelato:

Si lo adjetivo, gasto casi más palabras de las que tiene el propio microrrelato tiene. Me gusta su precisión, su belleza, su brevedad, su simplicidad, su originalidad y esa última gota amarga que le da al final el punto exacto de consistencia. Como podéis ver el relato me ha parecido brillante, y lo dejo aquí para disfrute del viajero cibernauta que arribe a ésta, mi morada.


Unidad indivisible

Todo el mundo sabía que era una mujer bala, pero él, ciego de amor, separó las dos partes. La mujer se le clavó en el alma. La bala, en la sien.


Autor: Victoria Trigo Bello

Mujer Bala

Si después de ver esta fotografía aún no tienen una sonrisa en la boca, entonces tendré que tomar medidas más drásticas. ¡¡Si no sonríen ahora, es que ustedes no tienen sangre en las venas!!

El fin del mundo de la moda



Vídeo de Alberto González Vázquez (vía El bigote de Rizzo)

Ale! A pasar un buen finde!!

Etiquetas: ,

3 Comments:

Blogger Rufica said...

Hola: soy la autora del microrrelato UNIDAD INDIVISIBLE y agradezco el amable comentario que se le dedica en este blog. Como aficionada a la literatura, el premio es una motivación para continuar escribiendo. Gracias, moltes gracies, Victoria (alias "Rufica".- En la foto me veis de muy niña ante la máquina de escribir de mi padre, dispuesta a meter los dedos entre las teclas)

11:11 p. m.  
Blogger Vigo said...

Tiene un cierto encanto que uno postee algo que ha leído u oído y que su autora al final se acabe pasando por aquí y saludando. A veces la explicación es sencilla (un simple rastreo personal o un boca a boca), pero a veces el encuentro es fruto de una especie de carambola cibernética, lo cual es todavía más bello.

Sea como sea, tu respuesta me da una bonita sensación de cercanía. Y no puedo más que animarte a continuar escribiendo. En lo que respecta a ese microrelato: "lo clavaste" (y por supuesto no lo digo yo sólo sino que sobretodo te lo dice la cadena Ser je,je).

Ale, y ahora Rufica, ya que haces mención, voy a ampliar la foto por curiosidad a ver si consigo identificar esa máquina de escribir de tu padre (ya veo que la vocación debía ser familiar ;D).

Dobles gracias, por el microrelato y por tu visita.

3:35 a. m.  
Blogger Vigo said...

je, Je, estás muy mona con la máquina.

Parece bastante antigua... yo diría que es algún modelo de olivetti o la típica underwood nº5, pero creo que sería tirarme demasiado a la piscina.

3:49 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email