La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, agosto 13, 2013

El fuego fatuo

Formas imprecisas que bullen al calor del latido del aire. Así bailan las llamas acercándose y separándose en un amigable corro sobre el tablado de la hoguera. Es noche iluminada por el ardor que te consume desde dentro y a mí por mirarlo. Malhaya los ojos negros; malditos tus ojos. ¡Y qué se incendie todo!



Canción del fuego fatuo

V Escena.

Lo mismo que er fuego fatuo,
lo mismito es er querer.
Lo mismo que er fuego fatuo,
lo mismito es er querer.
Le huyes y te persigue,
le llamas y echa a correr.
¡Lo mismo que er fuego fatuo,
lo mismito es er querer!

¡Malhaya los ojos negros
que le alcanzaron a ver!
¡Malhaya los ojos negros
que le alcanzaron a ver!

Escribía Quevedo en un soneto: el amor es hielo abrasador, es fuego helado (parece esto un anexo a los títulos de los libros de George R. R. Martin xD). ¡Y quién lo iba a decir que en este blog acabaría poniendo a Rocío Jurado! Pero de las versiones que he escuchado esta es una de las más raciales, y por tanto una de las que más me gusta. La canción del fuego fatuo es probable que ya haya pasado alguna vez más por este blog, porque la verdad es que siempre me ha fascinado tanto la música como la letra de este fragmento, que es de la quinta escena del Amor Brujo de Manuel de Falla.

Me pregunto qué quiso decir la escritora Clarice Lispector cuando en uno de sus relatos escribió: “Es mejor no casarse. Pero es mejor casarse que arder.” Total la escritora ucranianobrasileña acabó casándose y ardiendo (años después su cuerpo acabaría con graves quemaduras por un descuidado cigarrillo). Y esta situación me hace recordar esa escena de Million Dollar Baby (aunque sé que ya comienzo a pasarme con tanta referencia) cuando Hilary Swank le dice a Clint Eastwood aquello de “ir en avión y volver en coche”.
Lispector

Bueh, este texto es un poco farragoso, pero es que estoy muy cansado, y mi mente somnolienta lo único que hace bien en estos momentos es divagar. Así que solo quería dejar constancia de que sigo vivo, aunque algo consumido por el cansancio y las llamas.

Etiquetas: , ,

4 Comments:

Blogger Doctora said...

Fue una de esas coincidencias macabras del destino que acabase quemándose tras decir esa frase, pero yo creo que vendría a ser como cuando se dice que algo es mejor que una pedrada en el ojo.

8:54 p. m.  
Blogger Vigo said...

Bueno sí, me imagino que es una de esas fatalidades del destino, ya que si alguien quiere quemar su cuerpo no creo que lo hiciese quemando su cama con un cigarrillo (en este sentido creo que se lleva más lo de quemarse a lo bonzo con gasolina).

Aunque en estos casos suele ser peor el remedio que la enfermedad, y en muchos de estos casos terminas con tus problemas de la vida sumados a un montón de quemaduras que te han desfigurado. Mejor buscar otras opciones.

"Mejor que una pedrada en el ojo". esta frase podría ser aplicada a una clase sobre Einstein y su teoría de la relatividad general y seguro que los estudiantes captarían rápido el concepto. xD

2:14 p. m.  
Blogger Juan Poz said...

La frase de Lispector es, en realidad, de San Pablo, misógino de pro, por cierto.

10:08 a. m.  
Blogger Vigo said...

Genial el comentario... ahora tengo bastante más luz sobre esta frase tan enigmática de Lispector.

Yo diría que en general la religión católica es bastante misógina, por aquello de que la tentación vino de Eva y otros pasajes del estilo. Leo por la red que San Pablo fue célibe pero sus ideas eran permisivas en lo referente al matrimonio de los religiosos, así que me imagino que en esa dualidad él se manejaba.

Quiero decir que sea este el caso o no, a veces la historia es un poco injusta al juzgar algunos personajes, cuando se les saca algunas frases de contexto o sencillamente se le da demasiado valor a alguna frase no demasiado afortunada. E Internet en este sentido también es muy dado a categorizar a las personas.

Muchas gracias Juan por darme algo de luz sobre este asunto. Uno deja siempre deja preguntas o dudas medio abandonadas por el blog, con la esperanza de que el día menos pensado llegue un lector como tú y aporte ese dato adecuado que aporta un dato que ignoras (y en este caso no he tenido que esperar demasiado). :)

11:49 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email