La Librería

Pequeños retales de literatura

domingo, mayo 12, 2013

"Plata quemada" de Marcelo Piñeyra

Tal como dije hace unos días, hablaré ahora un poco de la película Plata quemada de Marcelo Piñeyra. De entrada decir que la película me parece bastante fiel al libro y a los hechos (han pasado ya unos días desde que la vi y comienzo a confundir los hechos reales narrados en textos que circulan por internet, los hechos contados por Piglia en su libro, y los hechos que se narran en la película).

Creo que las interpretaciones de los principales protagonistas Eduardo Noriega, Leonardo Sbaraglia y Pablo Echarri (en los papeles de los tres pistoleros que quedan sitiados en el apartamento de Liberaij) son correctas, y respecto al libro solo hay algunos cambios para dulcificar a estos personajes o adecuarlos para el gusto de un público más amplio; como que en el libro en el atraco al furgón el acto de matar a los vigilantes de seguridad es un acto premeditado, mientras que en la película todo sucede fruto de un impulso propiciado por las circunstancias, al pensar que les han tendido una trampa durante el atraco.

Plata quemada

Si no recuerdo mal el personaje de Bibi (la primera chica que aparece liada con el Cuervo) no aparece en el libro. Otras cosas que cambian, son que el pistolero Cuervo Meireles (Pablo Echarri) no es de tendencia heterosexual como sale en la película, sino que en el libro es más bien bisexual, y es éste mismo el que conoce a la chica que les proporciona el último piso donde quedan atrapados (a esto me refería cuando digo que para que la película no quedara quizás encuadrada con una etiqueta de cine gay, han dado un poco más de protagonismo a algunas féminas y a la heterosexualidad del Cuervo).

A Eduardo Noriega para justificarle su acento no argentino, lo pintan como “gallego” (español), y también está bastante más desarrollada su relación con el “nene” para que la película tenga un poco más de miga respecto a lo sentimental.

En lo demás, como decía, no creo que haya muchas más diferencias de relevancia entre los hechos narrados entre el libro y la película.

Aclarar solo el título tanto del libro como de la película, Plata quemada, que no lo he hecho hasta ahora y que el detalle me parece bastante interesante y muy afortunado por el doble sentido. Pero pongámonos primero en situación sobre algunos de los hechos que sucedieron en el interior del piso asediado en el edificio Liberaij: los pistoleros prenden algunos colchones para hacer que los gases lacrimógenos que les están tirando suban hasta el techo del piso por el efecto del calor, y para evitar también el calor llegan incluso a prender hasta sus ropas hasta quedarse en ropa interior, entonces entre fuego y fuego, se les ocurre también prender los billetes del botín, al aceptar que no van a salir vivos de allá, y pensando que si ellos no pueden disfrutar del dinero, pues que este no sea para nadie (el dinero del botín era como de unos 300.000 dólares de ahora, aunque ya se habían gastado previamente una buena parte). Algunos periódicos los bautizaron por este acto de la quema de los billetes como la banda de los nihilistas (de todas maneras a mí eso de que la policía no encontrara al final nada del botín, salvo algunos restos de billetes quemados a mí me escama bastante, y pienso que es probable que entre unas cosas y otras “alguien” se enriqueciera por el camino).

Plata quemada

El otro sentido a que me refería del título es naturalmente el de calentar el papel de plata para quemar la heroína, para que esta se vuelva líquida y poder así fumarla; sentido que también viene a cuento ya que los pistoleros eran consumados drogadictos y en parte soportaron las largas horas del asedio sin ceder un milímetro, por el efecto euforizante y de aguante que les proporcionaban las drogas que iban consumiendo.

Advierto que últimamente he leído un par de libros más de autores argentinos, así que prepárense para inyectarse en vena un poco más de literatura argentina por lo que respecta a esta blog (yo como su máximo responsable es que siempre he tenido predilección por los escritores argies).

Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous Indi said...

Hay bastantes diferencias con la novela, el personaje de "Bibi" ,en la película, no solamente existe en la novela sino que además el escritor realiza una reflexión al encontrarse en un viaje de tren con esa chica, que en el momento era una adolescente de secundario que había conocido a uno de los maleantes en un balneario en el verano.
La película a mi no me convenció aunque debo decir que nunca había leído el libro ni visto la película antes, y el hecho de leer un libro antes de ver la película le quita algunos puntos siempre. Pero el director no aprovecha la epopeya de unos lúmpenes asesinos descerebrados en una parte de la historia (de los paises a los que se refiere, Argentina y Uruguay) bastante confusa. Solamente se queda en la música de saxofones y la estupidez. ni siquiera sabe darle el final que se merecía la historia que, desafortunadamente, es mucho mas interesante en la realidad que en la ficción.
Margaritas para el chancho.
Saludos.

10:32 a. m.  
Blogger Vigo said...

Me imagino que uno cuando tanto si se lee el libro antes o después, siempre hay algo que uno cambiaría. Si que recuerdo que habían algunos cambios en la película respecto al libro, de hecho en la entrada comentaba algunos, pero como analizar esto me parece que sería un no parar y la película reflejaba lo principal de forma bastante correcta, no me pareció fundamental entrar en más detalles al respecto. La adaptación ya te digo que a mí me pareció bastante digna.

Pero por supuesto estoy de acuerdo con eso que dices, que las realidades superan siempre a las ficciones... Hoy precisamente en un programa se reían porque un freak televisivo "Cañita Brava" había dicho casi sin darse cuenta una gran verdad, era algo así como "cualquier cosa que no es realidad es pura basura".

Un saludo también para tí, Indi.

5:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email