La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, abril 09, 2013

Hay que leer a los clásicos... para hacer buena música

Rachel Bloom -Fuck Me, Ray Bradbury-



Ay! Si Ray Bradbury levantara la cabeza de su tumba… iría rápidamente a tener un vis a vis con esta jovencita. Y luego tal vez tendría que decir:

- Señor juez, le juro que su carnet ponía que tenía 18 años.


Edgar Alan and the Po' Boys - Panic Button



Ay! Si Edgar Allan Poe levantara la cabeza de su tumba… tras ver este video se iría a la barra del bar más cercano, se tomaría una copa y entonces diría:

- No te puedes imaginar lo que mis ojos han visto, Joe. ;)

Etiquetas: ,

6 Comments:

Blogger Doctora said...

Bueno, cuando salió la canción Ray Bradbury seguía vivo. Es más, puede que el vídeo le motivase para agarrarse a la vida los dos años que tardó en morir después : )

8:17 p. m.  
Blogger Orion said...

Alucinado me dejas con los vídeos que cuelgas, sobre todo con el de Ray Bradbury. Siempre se han usado la provocación y el sexo para llamar la atención y vender, ya sean discos, coches, motos o tresillos. Lo de los tresillos lo digo por una noticia que vi en televisión: una empresa de sofás, que estaba de capa caída, se dedicó a poner carteles publicitarios donde aparecían chicas buenorras, con muy poquita ropa y en actitud provocativa, posando al lado de los tresillos o retozando sobre ellos. Las ventas crecieron considerablemente, debido a esta campaña. Ni que decir tiene los problemas que estos señores tuvieron con las asociaciones feministas más radicales :)

En cuanto a la música, temas y videos como el de Bradbury, no me los tomo muy en serio. Lo veo como algo anecdótico, para echar unas risas con los colegas y poco más...

¡Saludos!

8:20 p. m.  
Blogger Orion said...

Huy, Doctora se me ha adelantado en el comentario por tres minutos :)

8:22 p. m.  
Blogger Vigo said...

Bea, este blog funciona siempre bajo premisas científificas, entre otros principios, seguimos la relatividad de Einstein, en las que el tiempo se estira y se acorta como si fuese un mísero chicle, según me rote.

Y también forma parte de nuestro dogma el principio del gato de Schrodinger ¿Lo conoces?. Vamos que si encerramos a Bradbury en una caja bajo las premisas cuánticas correspondientes, puede darse el caso que Bradbury puede que esté muerto y vivo a la vez.

Mira tú por donde que lo que he escrito demuestra lo friki que soy, y porque nunca tendré ninguna grupie cantando canciones de amor debajo de mi ventana. ;)

9:39 p. m.  
Blogger Vigo said...

Lo que comentas Orion es un tema muy interesante, porque nuestro cerebro es muchísimo más enigmático de lo que la mayoría de nosotros pensamos.
Existe casos bastante curiosos como el que cuentas, donde la publicidad nos revierte a nuestros instintos sexuales (hay quien defiende que en el fondo todo lo que hace el hombre tiene como base su instinto sexual de reproducción).
Lo curioso es que que esa publicidad subliminal se puede llevar a niveles que casi ni nos podemos imaginar. Si no me equivoco alguna película por ejemplo ha utilizado el intercalar algún fotograma con alguna cara fantasmal entre el metraje de la película. De tal modo que la imagen fuera un instante tan leve que nuestro cerebro conscientemente no pudiera procesarla, pero sí nuestro subconsciente. Y así estar condicionados a asustarnos (ahora busco el nombre de la película).
Las posibilidades de este tipo de condicionamiento mental son infinitas y por supuesto muy peligrosas, y creo que por ello están totalmente prohibidas.
Pero claro, lo de los tresillos a mí me parece que es bastante común y no me parece demasiado grave, de hecho me fastidia un poco que la sensibilidad de las asociaciones feministas se muestren tan poco tolerantes a ciertos temas, y luego se permitan anuncios donde los hombres quedan como tontos, y no se diga nada.

9:52 p. m.  
Blogger Vigo said...

Un anuncio que yo diría que yo diría que es de la misma categoría que ese que tu comentas de los tresillos, y es sencillamente el clásico anuncio de Coca Cola
http://www.youtube.com/watch?v=7DIYcTRN6Ag


Y por ejemplo, este otro anuncio yo diría que es mucho más denigrante con el hombre, que cualquier otro a la inversa.
http://www.dalealplay.com/informaciondecontenido.php?con=157876



La película a la que me refería es El exorcista, que tiene según parece varios frames con caras demoníacas.
http://www.pasarmiedo.com/subliminal_exorcista.php

Lo cual como decía puede acondicionar nuestro cerebro a sentir miedo, sin nosotros entender nuestros motivos, porque como decía esa información que nuestros ojos ven va directamente a nuestro subconsciente. Como ves el tema es apasionante.

10:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email