La Librería

Pequeños retales de literatura

domingo, octubre 09, 2005

A la vejez, viruelas

"Este es el castigo de una vida larga: envejecer entre desgracias domésticas siempre renovadas, entre lutos, con tristeza perpetua y con negros vestidos. Peor que cualquier defecto de los miembros es aún la demencia: ni sabe el nombre de los esclavos, ni reconoce el rostro del amigo con el cual cenó la noche anterior, y ni tan sólo a aquellos que engendró y educo".

SATIRAS, X, de JUVENAL


Podemos comprobar como Juvenal ya en la época romana hacía mención de los males que acometen a la vejez, y especialmente fiel a esos olvidos tan característicos que asociamos con el mal de Alzheimer. Podríamos decir aquí, que la época actual sólo es otro reflejo de la historia, donde únicamente durante cada generación se cambia el telón, pues tal como nuestros ancestros, amamos, sentimos, lloramos, odiamos y olvidamos (los ciclos nunca fueron precisos y algunos odian primero y luego aman lo que una vez creyeron odiar, otros sencillamente se complacen amando, y otros los peores se dedican a llenarse la boca de hiel) con la misma naturalidad con la que nacemos, crecemos, fornicamos -en lo posible que no en lo probable-, envejecemos y morimos.

Pero la tecnología nos ha proporcionado ciertos avances, y en esta época de realidades virtuales, no sorprende que podamos visualizar lo que antiguamente sólo se pudiera imaginar. La Escuela de Psicología de la Universidad de San Andrés (Escocia) lleva a cabo unos experimentos sobre las fisonomías humanas. El que mostramos (The Perception Laboratory's Face Transformer) permite jugar con nuestros rostros, para ello, sólo hay que subir una foto nuestra y seguir las instrucciones. Vean la foto que ostenta mi DNI actual –una primicia que cuelgo aquí- y la foto que tal vez llevaré en la cartera dentro de unos cuarenta años (si para entonces aún seguimos pateando por este mundo de locos).


Vigo DNIVigo DNI


El programa permite otras cuantas transformaciones. Pueden ver dos ejemplos: la versión manga de mi rostro, y también el cómo sería un retrato mío, si el Greco se hubiera dignado a tomarme como modelo.


Vigo –Manga-Vigo -El Greco-

Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

No creerá que El Greco padecía un de noséqué de miopía? Eso sería como decir que Botero padece un noséqué de astigmatismo.

11:26 a. m.  
Blogger Vigo said...

O como decir que Monet sufría de cataratas, Rembrandt de estravismo, Picasso y De Chirico de migrañas, y Leonardo da Vinci de miopía (de ahí su famosa técnica del sfumato).
En realidad le aseguro que pocas verdades se sustentan, y mi filosofía se basa más en el descrédito que que en las afirmaciones contundentes.

12:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email