La Librería

Pequeños retales de literatura

viernes, enero 19, 2007

Good morning Vietnam

Hoy estamos contentos (yo y mi sombra). Y ahora vamos a poner algo de música para subir mis decibelios de alegría. Arreglado:

Estoy dentro, Neo
Suenan Marylin Manson, Rage, Deftones, Ministry, Ramnstein, etc… para más pistas buscar en la eme de Matrix.

Y ya que estamos en plan cinéfilo, el otro día me vi en un canal alejado de la mano de Dios, una película de la factoría Shaw Brothers (sólo les sonará a los discípulos freeks de Bruce Lee o el informal Jackie Chan). Pero he de decir que me gustó mucho. El engendro del diablo, llevaba por nombre Retorno a Shaolin y creo haber leído que este tipo de películas Tarantino las utilizó como referencias para hacer su saga de Kill Bill. El argumento es clásico, desde un tono humorístico un chico intenta entrar en un templo de Shaolin para aprender Kung Fu y vengarse contra un malvado cacique que oprime su humilde poblado. Después de mil tretas para pasar por un monje Shaolin (los únicos con acceso al templo) el chico es admitido, pero antes de enseñarle Kung Fu le obligan a montar todos los andamios para una reforma del templo (una especie de poner cera, pulir cera). Extraordinario como el maestro le enseña a lavarse el pelo tirando un inmenso pedrusco al pozo! Después de más de un año de montaje de andamios, el alumno es finalmente expulsado del templo, pensando que no ha aprendido nada de Kung Fu, y sin embargo sin saberlo se ha convertido en todo un experto en el arte del Kung Fu de los andamios.

Más cine: Isabel Coixet en una entrevista preguntando por qué no ponen más películas de directores como Kaurismaki y Kiorostami (o viceversa ;-)). ¡Está mujer presenta un grado de snobismo mucho más exacerbado que el mío! Prueba número uno: yo no uso gafas de pasta, ella sí.

Termino; último disparo (al ritmo que me marca Rob Zombie). Tengo muchas ganas de ver la última película de la saga de Rockie (los críticos dicen que la película es bastante decente) ¿Y quién osa decir que no tiene ganas de ver al último Rockie Balboa subiendo y bajando escaleras mientras suena el Ojo del tigre? No lo olviden: es el último combate de Rockie Balboa y eso se merece disfrutar de una buena dosis de pochoclos. La vida es así, uno tiene la oportunidad de brillar al menos en un último combate, y luego viene el olvido (Corrijo: aún te queda vender parrillas por el teletienda).

No puedo escribir nada serio… Perdonen: nunca hay tiempo. Pero dejo un koan de primer grado (solo tienen que despejar la x).


Joshu lava el cuenco

Un monje le dijo a Joshu: “Acabo de ingresar al monasterio. Enséñame por favor”
“Ya has comido tu arroz” Preguntó Joshu.
“Lo he comido” respondió el monje.
“Entonces será mejor que laves tu cuenco” le dijo Joshu.
En ese momento el monje quedo iluminado.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Perno said...

Hola. Acabo de descubrir que me tienes linkeado en tu blog y queria expresar mi aprecio por ello. Yo ya conocía tu blog y lo visito cada cierto tiempo. Gracias y mucha suerte.

9:10 p. m.  
Blogger Vigo said...

Pues sí, recuerdo que algunas veces visité tu blog ahora desaparecido (una pena). Recuerdo esa calculadora... pero no consigo recordar ninguno de los post, aunque si te enlacé es porque seguro me gustó lo que escribías.

5:30 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email