La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, mayo 08, 2007

Neruda -Sed de ti-

Dijo una vez Juan Ramon Jimenez refiriéndose a Pablo Neruda: "Es el mejor de los malos poetas". Creo que la coletilla final sobra, en el sentido que como siempre digo a mis amigos ¿qué cuesta hablar en positivo? Hubiera sido más o menos lo mismo decir "Es el mejor de los poetas que no acostumbro a leer" o "Prefiero leer otro tipo de poesía, pero Neruda es el mejor en su género" o yo que sé.
Sea como sea, opino algo parecido, Neruda es muy bueno, aunque sólo sea en su ámbito. Y Juan Ramón Jiménez tenía muy mala leche.


SED DE TI

Sed de ti me acosa en las noches hambrientas.
Trémula mano roja que hasta su vida se alza.
Ebria de sed, loca sed, sed de selva en sequía.
Sed de metal ardiendo, sed de raíces ávidas......

Por eso eres la sed y lo que ha de saciarla.
Cómo poder no amarte si he de amarte por eso.
Si ésa es la amarra cómo poder cortarla, cómo.
Cómo si hasta mis huesos tienen sed de tus huesos.
Sed de ti, guirnalda atroz y dulce.
Sed de ti que en las noches me muerde como un perro.
Los ojos tienen sed, para qué están tus ojos.

La boca tiene sed, para qué están tus besos.
El alma está incendiada de estas brasas que te aman.
El cuerpo incendio vivo que ha de quemar tu cuerpo.
De sed. Sed infinita. Sed que busca tu sed.
Y en ella se aniquila como el agua en el fuego.

Etiquetas:

6 Comments:

Blogger bydiox said...

Pues JRJ debería saber que es bastante odiado en estos tiempos (o lo odias o lo amas, supongo).
Y he oído decir a un crítico hace menos de una semana "JRJ está sobrevalorado". Sí, yo también lo creo, pero poco a poco le voy cogiendo cariño... incluso puede que me acabe gustado, quién sabe.

Sobre Neruda... la verdad es que me gusta bastante, sobre todo el poema número 20 (de 20 poemas de amor y una canción desesperada) y algún otro por ahí que ahora la memoria no se atreve a revivir.

2:04 a. m.  
Blogger Javier Luján said...

Pues a mi me gustan mucho esos versos de, "me gustas cuando callas porque estás como ausente...", no sé. Juan Ramón siempre tuvo fama de arisco y petulante, no era muy querido tampoco y quizá se lo ganara a pulso con declaraciones como esas.
Un saludo, Vigo.

12:23 p. m.  
Blogger Jael said...

Pero cuando JRJ cambió de continente rectificó sus palabras y dijo que ya entendía la poesía de Neruda.

5:29 p. m.  
Anonymous murcia said...

J'en n'ai jamais mieux entendu le secret de poètes quand, au fur et à mesure des matins, s'ouvraient les livres rouges d'Amérique Latine.

9:00 a. m.  
Blogger Vigo said...

Juan Ramón Jiménez desde luego debió de ser un personaje curioso, capaz de mostrar su lado tierno escribiendo El Platero y yo y luego con esas salidas de tono en su vida real que le hacían parecer arisco ante sus congéneres.
Puestos a elegir seguramente entre ambos nóbeles me quedaba con los versos de Neruda.
Pero lo que venía a decir es que Neruda me parece un poeta cuyos mejores versos son los que hablan de amor. Pero aunque eso me guste, prefiero una poesía más completa, me gusta poder emocionarme con otro tipo de versos, o incluso versos que hablen de amor pero de soslayo, no tan diréctamente.
Neruda me parece unos peldaños superior a Bécquer el cual creo que es un poeta fundamentalmente de quinceañeros (espero que nadie se sienta ofendido con esta afirmación). Un saludo a todos.

Pour Murcia. Je n'ai jamais compris les lèvres tellement rouges des femmes françaises. ¿Tu croit de vérité que mon français c'est bon ?

8:23 a. m.  
Anonymous Iván said...

Tienes razón, Vigo, comparando a Neruda con Bécquer, pero Neruda es mucho más que "Cien sonetos de amor" y "20 poemas de amor y una canción desesperada". Su "Canto general" es una obra colosal, un descubrimiento completo del lenguaje y de América. Quizás lo más conocido sean sus poemas de amor de veinteañero, pero es mucho más que eso.
Aún así, me parece imperdonable su poesía política ("Incitación al Nixonicidio" por ejemplo). Ahí es cuando desconoces al Nobel.
Un saludo.

12:24 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email