La Librería

Pequeños retales de literatura

miércoles, septiembre 14, 2005

Oficio de tinieblas

Contaba Cela en una de sus famosas anécdotas que un paisano suyo dijo al morirse “Mire Usted, señor notario: si me muero en San Benitiño de Abaixo, que me entierren en San Benitiño de Arriba; y si me muero en San Benitiño de Arriba, que me entierren en San Benitiño de Abaixo. - ¿Y eso porqué?-. Ya ve Usted, señor notario, por joder .”
Ese era el auténtico Cela, el que hacía las cosas por joder; el que no le importaba si sus palabras pudieran ser infortunadas; el que soltaba tacos con demasiada facilidad para un supuesto hombre de letras. Pero con aquellos actos Cela forjaba así lo que luego con los años mucha gente recordaría con afecto. Eso es lo que tiene el tiempo, que en vida arruga la piel, pero en muerte alisa el carácter. Y desde luego lo que nadie podrá negarle, es su dominio de la lengua española. Llegados incluso un abuso del lenguaje, pero que bien le valía para reflejar con extraño lustro desde los estratos más bajos de la sociedad, hasta cualquier cortijo o hacendado de la España profunda.


”Ovidio, en su Ars Amanda, canta la noche, el tiempo que hace aún más hermosas a las muje­res. Brillan, sobre el asfalto, las luces de las tien­das, las luces municipales, la luz de la luna, y re­suenan, sobre el asfalto también, los que dos pasos de los que van a amar; las violentas, irreve­rentes zancadas de quienes vuelven de amar; el trotecillo piadoso de los vagabundos que, con el cuerpo sembrado de sosiego y en el alma un te­nue rocío de esperanza, se echaron a la noche para adivinar, casi cachondos, el amor del próji­mo. Algo se pega siempre y el amor es como el buen tiempo, que a todos toca con su tersa piel, que a todos acaricia con su suave aliento.

Los tacones de la mujer retumban, en la no­che, igual que prometedores augurios, lo mismo que anhelantes llamadas de socorro. El hombre se siente solo en la noche y la mujer, pese a la compañía, también se sabe sola y sin remisión ni rescate posible. No; no es cierto que la noche se haya hecho para amar: en la noche se ama no más que para huir del yermo desierto de las ho­ras que el corazón pintan de negro.”

Camilo José Cela –Izas, rabizas y colipoterras-

Prostituta –Joan Colom- La foto es del fotógrafo Joan Colom, al igual que en el libro. De hecho creo que los textos de Cela fueron posteriores, y fueron realizados para acompañar las fotos que Colom había hecho sobre las prostitutas del barrio chino de Barcelona.

Etiquetas:

6 Comments:

Blogger Palimp said...

Estuve una semana de Agosto en Logroño, mi tierra, y vi la exposición de fotografías de Joan Colom. Doble casualidad, por un lado ver una exposición del raval -barrio en el que casi vivo- en Logroño, y ahora ver una foto de esa exposición en tu blog.
El texto de Cela es posterior, como dices. Joan Colom hizo una serie de retratos del Barrio Chino, aunque los que más impactaron en la época fueron los de las prostitutas. La esquina de Joaquín Costa con la Ronda de San Antonio todavía es como entonces.

7:45 p. m.  
Blogger Vigo said...

Bueno Palimp, no sé si las casualidades son habituales en tu vida pero entre tu y yo suelen ser frecuentes. Ya sólo nos falta para completar la rueda, encontrarnos en alguna esquina de de Barcelona, sin haber premeditado al respecto (No vale mercado de Sant Antonio en Domingo, que es lugar frecuentado comunmente por ambos).

4:40 p. m.  
Blogger tu i jo said...

pues... casualidad también es lo que me ha acercado hasta tu blog...
estaba buscando información sobre Joan Colom, porque tengo que hacer un trabajo para la faculdad y aquí estoy... si quieres algo me puedes encontrar en: www.alehop13.blogspot.com

jajajaja....

un abrazo desconocido

12:23 a. m.  
Blogger Vigo said...

Estas entradas son divertidas, porque uno piensa ¡Ah! ¡Alguien de verdad buscaba en google lo que yo posteaba! Eso si que es casualidad. En realidad la mayoría de los visitantes entran aquí, por una extraña carambola momentanea. lo tuyo al menos es una carambola mas meditada.
Un abrazo consentido.

5:27 p. m.  
Blogger Rafael del Barco Carreras said...

CLÍNICAS ABORTIVAS



Rafael del Barco Carreras



Me inicié en la VIDA a los diecisiete años, 1957, en la Plaza Cataluña, empleado de banca, y estudiando por las tardes en el edificio del Banco de España, Instituto Bancario, hasta la mili. Uno de mis compañeros vivía en la calle Unión, pleno Barrio Chino, y en uno de tantos paseos le pregunté que era eso de GOMAS Y LAVAJES. Se echó a reír, se reía de mi ignorancia, no tenía ni idea de mi internado dirigido por sacerdotes. “Y ABORTOS”, me contestó. Consulté una enciclopedia. Me quedé de piedra. Después el desarrollismo de los 60 me pilló ya de “banquero” y triunfando. Y seguí de sorpresa en sorpresa, mi ciudad escondía tanta porquería que me zarandeaba sin piedad.

Eran los años de Perpiñán, con colas de catalanes del sur ante sus multisalas porno, o abarrotando el Casino de Le BOULOU, y Londres, donde se abortaba en clínicas bien equipadas, con médicos y no cutres matronas en apestosas habitaciones. Pero a mis sesenta años, la ciudad, que ya no me sorprendía, me insultaba de nuevo señalándome lugares de superlujo, a la vista, sin recato, y sabiéndolo TODO EL MUNDO. Lo cito en el 2005 en www.lagrancorrupcion.com cuando escribo sobre los FISCALES JEFES VITALICIOS, José María MENA y Carlos Jiménez Villarejo. Así pues la noticia no me sorprende, y como siempre en los grandes casos de corrupción con denuncia desde el extranjero.

Si la prohibida prostitución del Barrio Chino, y de los varios barrios chinos “perfumados”, calle Londres, Carretera Sarriá, Río Rosas, la dominaba y explotaba la Policía, ahora de la noticia me sobresalta que entre los detenidos un PSIQUÍATRA DE BRIANS, de la GENERALITAT, y por desgracia conocido mío. Y de golpe me saltó a la cara uno de tantos porqués de que mientras yo salía de prisión siete días después de cumplir absolutamente toda mi condena, fecha de salida 28-10-2004, licenciamiento 19-10-2004, a Javier de la Rosa Martí le concedían dos terceros grados y un art. 100.2 en solo tres meses, una barbaridad contra todo reglamento. Y lo más chusco que yo remataba una condena por unas letras de la primera mitad de los 80 de la sociedad Solares y Patrimonios SA, presidida por su padre Antonio de la Rosa Vázquez. ¡Media vida, arrastrando el estigma de los De la Rosa!.

El primer día de la noticia me llamó la atención, ¡de viejo descreído por maltratado!, que un médico “sudaca” triunfara tanto y durante tanto tiempo en Barcelona, con tanta inspección y control ¿¿?? en sectores tan clave como la SALUD. Lo comenté a mis pocos íntimos, ¡y salta la liebre!, el hombre, sumergido entre los corruptos y gansters de la ADMINISTRACIÓN, a su mando o simplemente pagándoles el ráquet mafioso, de izquierdas o derechas (el propio Pujol vive a un tiro de piedra de una de las clínicas, reluciente y anunciada). ¡Y ahora los políticos a marear la perdiz echándose florituras!. Que si el aborto esto y lo otro…no…no…¿y sobre esos informes psiquiátricos?...¿cómo se desmonta la Gran Corrupción?... La humanidad seguirá fornicando, y sobre esos y todos sus grandes problemas vitales a legislar POCO, CLARO, Y SIN RESQUICIO para la arbitrariedad funcionarial.

Y recordé a PILAR PATO, letrado-jefe de la Oficina Técnica de La Modelo, 1980, de la que fui ordenanza, interpretando el Test de Rochas, el de las manchas, sin titulación alguna (y si la hubiera tenido igual, porque aquello era una patochada), rellenando el corto formulario que decidía los GRADOS PENITENCIARIOS, y que yo mecanografiaba… y sin dormir me puse al ordenador…mi terapia... ¡Qué vida, cuánta porquería!.

11:36 a. m.  
Blogger Miss Missing said...

Me ha gustado mucho la frase que has escrito: "Eso es lo que tiene el tiempo, que en vida arruga la piel, pero en muerte alisa el carácter." Qué razón tienes. La voy a poner en mi lista.

Saludos.

9:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email