La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, octubre 25, 2005

Juventud, divino tesoro

Señores, Señoras, la Empresa informa que durante un par de semanas permanecerá cerrada. El motivo principal es un problema en el ordenador central (mi ordenador), lo cual podría significar que se perdieran unos cuantos meses de trabajo, aparte de multitud de incomodidades. Podría utilizar otros ordenadores para postear, pero esa incertidumbre por la espera de un diagnóstico final, no me hace estar demasiado amigable, ni demasiado locuaz. Hay mucha información vital que es muy importante que no se pierda –o que se no hubiese perdido-. Estos días voy a estar bastante nervioso, y sin demasiadas ganas de pensar en ordenadores, así que intento pasar a otras tareas, y olvidarme de lo que ha sucedido hasta que el informático de su veredicto. Según parece la culpa fue de la placa base y del cha-cha-chá. Ahora debo invertir mi polaridad -aún tengo capacidad para ser chistoso- e intentar que el tiempo pase lo más rápido posible. Ojalá estas semanas ya hubiesen pasado.
Les dejo un último regalo antes que éste cierre temporal se haga efectivo. Y ya saben de vez en cuando hagan copias de seguridad, trasladen sus discos duros a otros ordenadores y cosas por el estilo. Ahora lamento, no haberlo hecho más a menudo. Que tengan un buen Dia de Internet.

EL TESORO DE LA JUVENTUD.
Julio Cortázar.
Los niños son por naturaleza desagradecidos, cosa comprensible puesto que no hacen mas que imitar a sus amantes padres; así los de ahora vuelven de la escuela, aprietan un botón y se sientan a ver el teledrama del día, sin ocurrírseles pensar un solo instante en esa maravilla tecnológica que representa la televisión. Por eso no sera inútil insistir ante los párvulos en la historia del progreso científico, aprovechando la primera ocasión favorable, digamos el paso de un estrepitoso avión a reacción, a fin de mostrar a los jóvenes los admirables resultados del esfuerzo humano.
El ejemplo del "jet" es una de las mejores pruebas. Cualquiera sabe, aun sin haber viajado en ellos, lo que representan los aviones modernos: velocidad, silencio en la cabina, estabilidad, radio de acción. Pero la ciencia es por antonomasia una búsqueda sin termino, y los "jets" no han tardado en quedar atrás, superados por nuevas y mas portentosas muestras del ingenio humano. Con todos sus adelantos esos aviones tenían numerosas desventajas, hasta el día en que fueron sustituidos por los aviones de hélice. Esta conquista representó un importante progreso, pues al volar a poca velocidad y altura el piloto tenia mayores posibilidades de fijar el rumbo y de efectuar en buenas condiciones de seguridad las maniobras de despegue y aterrizaje. No obstante, los técnicos siguieron trabajando en busca de nuevos medios de comunicación aun mas aventajados, y así dieron a conocer con breve intervalo dos descubrimientos capitales: nos referimos a los barcos de vapor y al ferrocarril. Por primera vez, y gracias a ellos, se logro la conquista extraordinaria de viajar al nivel del suelo, con el inapreciable margen de seguridad que ello representaba.
Sigamos paralelamente la evolución de estas técnicas, comenzando por la navegación marítima. El peligro de los incendios, tan frecuente en alta mar, incitó a los ingenieros a encontrar un sistema mas seguro: así fueron naciendo la navegación a vela y mas tarde (aunque la cronología no es segura) el remo como el medio mas aventajado para propulsar las naves.
Este progreso era considerable, pero los naufragios se repetían de tiempo en tiempo por razones diversas, hasta que los adelantos técnicos proporcionaron un método seguro y perfeccionado para desplazarse en el agua. Nos referimos por supuesto a la natación, mas allá de la cual no parece haber progreso posible, aunque desde luego la ciencia es pródiga en sorpresas.
Por lo que toca a los ferrocarriles, sus ventajas eran notorias con relación a los aviones, pero a su turno fueron superados por las diligencias, vehículos que no contaminaban el aire con el humo del petroleo o el carbón, y que permitían admirar las bellezas del paisaje y el vigor de los caballos de tiro. La bicicleta, medio de transporte altamente científico, se sitúa históricamente entre la diligencia y el ferrocarril, sin que pueda definirse exactamente el momento de su aparición. Se sabe en cambio, y ello constituye el ultimo eslabón del progreso, que la incomodidad innegable de las diligencias aguzo el ingenio humano a tal punto que no tardo en inventarse un medio de viaje incomparable, el de andar a pie. Peatones y nadadores constituyen así el coronamiento de la pirámide científica, como cabe comprobar en cualquier playa cuando se ve a los paseantes del malecón que a su vez observan complacidos las evoluciones de los bañistas. Quizá sea por eso que hay tanta gente en las playas, puesto que los progresos de la técnica, aunque ignorados por muchos niños, terminan siendo aclamados por la humanidad entera, sobre todo en la época de las vacaciones.


Cortázar, Julio. Ultimo Round.

Etiquetas: ,

6 Comments:

Anonymous Anónimo said...

que tenga suerte y devuelva los libros que adeuda...

9:12 p. m.  
Blogger Bohemia said...

Vaya que mala suerte...Pues que sea leve, que no pierdas nada y...regresa pronto!!!

2:24 a. m.  
Anonymous lirva said...

Uy, que mala onda, pero ya verás que todo va a estar bien y lo esperamos acá de vuelta. Usted y su ombliguito estén tranquilos.

Besos***

7:27 a. m.  
Blogger Vigo said...

Johnny, es usted un sentimental, yo le cuento mis problemas, y usted reclamando su libro...
Ya lo vi el otro dia como el lugar de su mujer en ese viaje a la ciudad de la luz, se veía rápidamente desplazado por la compañía del sabio Fludd.
Si van, pásenlo vien, pero lleven grabadoras, y material de video.

2:42 p. m.  
Blogger Vigo said...

Bohemia, Lirva, la verdad es que tengo bastantes esperanzas de que el problema al final se soluciones, e incluso salga ganando con el cambio. Pero aún no las tengo todas conmigo, unos días y podré tomar alguna deción.
De momento para olvidarme de todo, me he buscado una pequeña fiesta para esta noche, y solo queda pasarlo bien y reírme, y que los días sigan pasando.
Volveré con ganas, lo prometo.

3:30 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

no vídeo, no nada DE MOMENTO

12:05 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email