La Librería

Pequeños retales de literatura

domingo, enero 22, 2012

Si quisiste ser maestra o bibliotecaria

Como llevo unos días en plan apático y no tengo muy claro quiero postear… pero debería postear. Rescato una lista que ví hace unos días del semidifunto blog de una argentina bastante curiosa que atiende al nombre de Feripula. Bueno el blog sigue en la red, pero hace ya unos cuantos meses que no lo actualiza, por lo que imagino que ya su etapa bloguera a llegado a su fin.

Lo que voy a “plagiar”(difundir ja,ja) se trata de una serie de cláusulas que se incluían en un contrato para magisterio en algún lugar determinado de argentina. Desde mi experiencia, mi abuela María –que ya la pobre murió hace unos cuantos años- fue maestra durante toda su vida en un pueblo de Santander llamado Ramales de la Victoria. Igual hace una década que ya no voy por allá, pero cuando era pequeño era normal visitarlo cada dos o tres años, y la experiencia de mis visitas a ese muy bello pueblo (Si alguien ha bajado por el Puerto de los Tornos, sabrá de lo que estoy hablando, y si nunca estuvieron por allá, visiten esa zona si tienen la oportunidad y disfrutan de los paisajes verdes), era que bastaba conocer a una persona mayor que hubiese vivido toda su vida en el pueblo, y comentarle tus orígenes, para que irremediablemente quedases definido como el nieto de la antigua maestra. Todo el mundo la conocía, y eso en cierta manera daba a mi familia un cierto estatus de carácter sanguíneo, por ser descendientes de ella.

Aquí van las cláusulas, y en cursiva mis neuronas que van de graciosillas.


CONSEJO NACIONAL DE EDUCACIÓN - CONTRATO DE MAESTRAS- Argentina AÑO 1923

'Este es un acuerdo entre la señorita maestra, y el Consejo de Educación y de la Escuela por el cual la señorita ........................ acuerda impartir clases por un periodo de ocho meses a partir del ............de 1923.

La señorita acuerda:

1* - No casarse. Este contrato quedara automáticamente anulado y sin efecto si la maestra se casa (la maestría es aquí como la iglesia y una debe consagrarse a la educación sin dar ningún espacio a encontrar el amor)
2* - No andar en compañía de hombres. (¡Qué obsesión! Podrían haber añadido el adjetivo “malos” y así darles un poco de chance)
3* - Estar en su casa entre las ocho de la tarde y las seis de la mañana, a menos que sea para atender una función escolar. (eso sí, a las seis y media de la mañana si te apetece madrugar ya puedes darte un garbeo por el pueblo).
4* - No pasearse por las heladerías del centro de la ciudad. (teníamos la sospecha; las que toman helados en realidad son unas “perdidas”. Esa manera lasciva de lamer los helados…)
5* - No abandonar la ciudad bajo ningún concepto sin el permiso del presidente del Consejo de Delegados. (y aún con más razón si una ha cometido un asesinato y está siendo investigada como sospechosa)
6* - No fumar cigarrillos. Este contrato quedara automáticamente anulado y sin efecto si se encontrara a la maestra fumando. (¡Fumar mata! ¿Es que se lo tenemos que decir todo?)
7* - No beber cerveza, vino ni otras bebidas espirituosas. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si se encontrara a la maestra bebiendo...(Absténganse las que en las bodas les da también por bailar la conga).
8* - No viajar en ningún coche o automóvil con ningún hombre excepto su hermano o su padre. (Por si se lo preguntan, las mujeres solo conducirán el carrito de la compra, y gracias).
9* - No vestir ropas de colores brillantes. (No sea que con tanto brillo a algún niño le vaya a dar un ataque epiléptico).
10* - No teñirse el pelo. (¡Abajo las mechas y las falsas rubias! Abogamos por la sinceridad capilar).
11* - Usar al menos dos enaguas. (y bragas de abuela, se sobreentiende).
12* - No usar vestidos que queden a mas de cinco centímetros por encima de los tobillos. (¡SE LE VE EL TOBILLO!)
13* - Mantener limpia el aula.:
a) Barrer el suelo del aula al menos una vez al día.
b) Fregar el suelo del aula al menos una vez por semana con agua cliente y jabón.
c) Encender el fuego a las siete, de modo que la habitación esté caliente a las ocho cuando lleguen los niños..
d) Limpiar la pizarra una vez al día.
(un aula limpia va de la mano de un alma limpia. ¡De cajón!)
l4* - No usar polvos faciales, no maquillarse ni pintarse los labios.
(Vamos, que si quiere optar a la plaza no me sea demasiado putón, que los niños son seres cándidos e inocentes).

Fuente: 'La Revista del Consejo Nacional de la Mujer' Año 4, Nro. 12. marzo 1999. Buenos Aires.

Colegio

Si esta oferta en la educación al sector femenino no le ha parecido interesante, entonces quizás le interese ser bibliotecarias. Eso está bien. Los bibliotecarios me caen especialmente bien. Y las bibliotecarias hace tiempo que dejaron de llevar moños y gafas de gruesos cristales. Normalmente hasta rebosan simpatía (¿sabían que en las encuestas las bibliotecas son los organismos oficiales que acostumbran a recibir las mayores puntuaciones?). Pues así es. Mucha gente cuando se muda de un lugar a otro, uno de los primeros lugares que visita es la biblioteca de su nuevo barrio, y allí se encuentran un amable bibliotecario dispuesto a responder muchas de las dudas de cualquier tipo con las que acude el visitante. Los bibliotecarios funcionan así como un servicio de información, además de su natural tarea de prestar libros. Como diría la doctora, los bibliotecarios son buena gente. Por eso, y por ser uno de los pocos lugares culturales gratuitos que hay en cualquier pueblo o ciudad, estos suelen siempre encabezar las listas de los funcionarios mejor valorados por el resto de ciudadanos. Aquí las neozelandesas Haunted Love, con un fantástico tema dedicado a los bibliotecarios.



Haunted Love –Librarian-

I want to be a librarian
I want to check out your books
Please give them to me
With the bar code facing up
Please don't bring them back too late
or I'll have to charge you fifty cents a day
(and you won't like that)

Etiquetas: ,

5 Comments:

Blogger La Pecera del Caimán said...

Alucinante entrada, no sé qué calusula es más delirante y brutal, pero yendo para atrás como vamos, tiempo...

5:35 p. m.  
Blogger Vigo said...

Visto desde la época actual que más o menos hay una cierta igualdad de géneros, la verdad es que una lista así provoca un sentimiento entre comicidad y vergüenza ajena. Pero bueno, la cuestión es que el mundo últimamente avanza muy deprisa. Creo que a veces retrocede en algunas áreas, pero globalmente siempre continúa avanzando. El problema es que mientras avanza la bola del progreso, a veces va excluyendo a una gran parte de la sociedad que quedan apartados en la cuneta. Basta mirar los hipotecados que han perdido sus casas por no poder pagar los recibos del banco, y ahora han quedado endeudados casi de por vida.
En el futuro creo que al menos se conseguirán muchas otras revoluciones, aunque nuestros ojos no las vean. Seguramente algún día se acabará el hambre en el mundo, y todos tendrán una vivienda y un trabajo digno, etc, etc. Bueh… parece que esté hablando del País de las Maravillas, pero creo que con el tiempo serán conquistas que se irán ganando, o al menos me gusta pensar que será así.

Gracias Juan, por comentar.

7:33 p. m.  
Blogger Doctora said...

Desde luego es muy fuerte, pero ya sabemos cómo estaba la cosa entonces, la verdad es que no me sorprende.
Lo que sí me resulta curioso es el origen de este contrato.
Estaba segura de haberlo leído antes, pero aunque la fecha era la misma donde yo lo vi decían que era español, no argentino. En otros sitios dicen que en realidad es de EEUU... realmente da lo mismo donde fuera, lo importante es que ya quedó desfasado, pero molaría saber realmente su origen :)

9:28 p. m.  
Blogger Vigo said...

Muy bueno Bea-exploradora-investigadora. Yo la lista no la había visto antes, pero ahora veo que por la red y los correos ya había circulado antes y tal como tu dices da distintos orígenes.
Me imagino que el contrato será verdad, pero cuando la gente ya se inventa datos diciendo distintos orígenes, me entra la duda de si sencillamente es un hoax y me la han colado.

Lo he rastreado un poco, pero se me hace pesado porque dudo que aunque alguien me diera los datos verdaderos, yo pudiera identificarlo como el origen real del contrato.

En algún lugar dicen que las primeras profesoras argentinas vinieron de los EEUU -lo cual tampoco entiendo demasiado- y tal vez por eso adoptaron un contrato tipo de los EEUU.
Aunque a mí eso de no tomar helados me suena más argentino que a otra cosa.

Bueh, me temo que nos quedaremos sin saber la respuesta al origen.

1:34 p. m.  
Anonymous alicia said...

En la página de la Biblioteca del Maestro, de Argentina,seguramente encontrarán el contrato. Saludos!!!

4:26 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email