La Librería

Pequeños retales de literatura

viernes, octubre 05, 2007

La vida (I). La muerte de Carlos Llamas.

Para los que trabajamos muchas horas delante de un ordenador la radio significa, más que un entretenimiento es tener siempre cerca una voz amiga y cuando esta está de luto, nosotros en parte también. Yo me levanto con la cadena Ser, y paso todo el resto del día con ella puesta, hasta que me vuelvo a acostar. Disfruto con multitud de programas como: La ventana, Hablar por hablar, El larguero, Especialistas secundarios, Si amanece nos vamos y por supuesto Hora 25, una de las pocas tertulias políticas donde no sólo no se me hacía pesado escucharla sino que hasta disfrutaba con ella. Un programa que más que un debate parecía la charla de unos amiguetes con inquietudes intelectuales. Oir las interesantes intervenciones de Carnizero, Mendo o Miguel Aguilar, y en definitiva todos los que estaban, siempre bajo la afortunada supervisión de Carlos Llamas, era una manera de mantener un vínculo con la actualidad diaria.

Carlos Llamas al final ha muerto, vencido por un cáncer que todos creímos derrotado. Anunció su vuelta y volvimos oír su voz durante unos días, sus ganas de lucha, su deseo de hacer muchas cosas, su deseo de volver a llevar una vida normal, y su deseo de envejecer junto a sus hijas, y a los pocos días volvió a desaparecer, supongo que con la dramática noticia de que el cáncer se le había vuelto a reproducir.

Hoy nos levantábamos lamentando su muerte. Descansa en paz Charly.

Tenía que hacer una crónica de la kdd del otro día entre blogueros, para que Palimp no se convierta en el único cronista oficial, pero puestos a hacer deberes, me parece oportuno comentar el libro que Sfer me regaló en la anterior kdd, así enmaraño el post como haciendo un nudo marinero, y rindo homenaje global, a todos y a todas.

Siempre que paso por el Imaginarium, esa tienda de juguetes de niños que tiene una entrada pequeña junto a la normal, pienso que algo en algún momento de mi vida ha quedado perdido. Sfer desde su sección de literatura infantil parece haber encontrado un punto de neutralidad entre lo que son libros para niños y los libros para adultos. ¿Tendrán cómics en la Tecla Sala? Se lo tendré que preguntar.

El libro que tuve la oportunidad de leer se titulaba El hilo de la vida y sus autores son los franceses David Cali y Serge Bloch. Un libro con casi más imágenes que palabras.
Disfraz de pulpo

Nada que añadir. Lee. Aquí está todo.” es la dedicatoria que me puso, como si allí se desenmarañase el hilo de la vida.

Está bien. Afirmo ahí esta todo. Como aquel anuncio de insecticidas: “nacen, mueren, se reproducen y mueren”. En el fondo somos insignificantes.
Hilo de la vida
Dejo una entrevista al propio Carlos Llamas con los internautas, para que vean un poco el calado de su personalidad. Y que la vida es eso…

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Anna said...

Para la próxima, además de libros, hacemos un apartado de radio: empecé en la radio con El loco de la Colina, pero enseguida fui antenotresista acérrima. Ahora sigo a Julia y a Luis a donde vayan..., pero ya hablaremos :-)
Un beso

4:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email