La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, octubre 16, 2007

La vida (IV). Rubén.

Punto cuatro… rápido y conciso. Tengo sueño y estoy cansado. Hoy salió el Premio Planeta y el afortunado es Juan José Millás con su obra El mundo. Llevo años oyéndolo participar en La Ventana, y aunque él se sentiría orgulloso de lo que voy a decir, a mí siempre me ha parecido una persona bastante plana, con unos tics que se me hacen demasiados comunes. Es la misma sensación que me producen ciertas personas que no se dan cuenta que te repiten una y otra vez las misma historia. Y no me gustan que me repitan las cosas, porque soy mal fajador, y antes de aburrirme, prefiero rehuir conversaciones. El finalista del premio ha sido Boris Izaguirre… lo de siempre, el premio Planeta es como pedir un crédito a los Bancos, sólo te lo dan cuando demuestras que no lo necesitas. ¿Para cuando un libro realmente bueno de alguien que no sea mediático? Supongo que nunca, y supongo que por eso también rehuiré los Premios Planeta.

La Feria de Frankfurt ya ha terminado y sorprendentemente ha pasado sin hacer demasiado ruido (¿sería que no habrían demasiadas nueces?). Debe ser una cuestión del seny català, sumado a que el resto de la península estaba distraído, y con muy pocas ganas de fijarse en lo que es la Feria del Libro más importante de toda Europa. Otros asuntos desviaban la atención de los españoles: que si quién la tenía más larga con el tema de la bandera española, que si los retratos quemados del rey merecían tortura china o garrote vil, y por supuesto el tema estrella que nos ha sorprendido por la profundidad del calado, se ha abierto un debate de interés nacional sobre el nuevo peinado de la princesa Leticia (aún suerte que no le dio por el pelo frito con el que Mercedes Milà presentó la gala de GH 9). Me entero también que Cristina Peri Rossi está siendo intentada captar de nuevo por la órbita de Catalunya Radio. Tiene gracia que fueran ellos mismos los que la apartaron del programa en que colaboraba. Y de nuevo el seny català que calma las aguas en temas lingüísticos.

Para terminar, una pequeña historia -pero intensa- del escritor venezolano Luis Britto García, en la que tal vez muchos vean reflejados la historia de algún amigo o familiar que perdieron en la juventud por causas dramáticas. En estos casos me consuela una frase que siempre me gusta repetir cuando la ocasión lo merece: “Aquel al que aman los dioses, muere joven”.
RUBÉN
Luis Britto García

Traga Rubén no brinques Rubén sóplate Rubén no te orines en la cama Rubén no toques Rubén no llores Rubén estate quieto Rubén no saltes en la cama Rubén no saques la cabeza por la ventanilla Rubén no rompas el vaso Rubén, Rubén lo le saque la lengua a la maestra Rubén no rayes las paredes Rubén di los buenos días Rubén deja el yoyo Rubén no juegues trompo Rubén no faltes al catecismo Rubén amárrate la trenza del zapato Rubén haz las tareas Rubén no rompas los juguetes Rubén reza Rubén no te metas el dedo en la nariz Rubén no juegues con la comida no te pases la vida jugando la vida Rubén.
Estudia Rubén no te jubiles Rubén no fumes Rubén no salgas con tus amigos Rubén no te pelees con tu hermana Rubén, Rubén no te montes en la parrilla de las motos Rubén estudia la química Rubén no trasnoches Rubén no corras Rubén no ensucies tantas camisetas Rubén saluda a tu tía Paulina Rubén no andes en patota Rubén no hables tanto, estudia la matemática Rubén no te metas con la muchacha del servicio Rubén no pongas tan alto el tocadisco Rubén no cantes serenatas Rubén no te pongas de delegado de curso Rubén no te comprometas Rubén no te vayas a dejar raspar Rubén no le respondas a tu padre Rubén, Rubén córtate el pelo, coge ejemplo Rubén.
Rubén no manifiestes, no cantes el Belachao Rubén, Rubén no protestes profesores, no dejes que te metan en la lista negra Rubén, Rubén quita esos afiches del cheguevara, no digas yankis go home Rubén, Rubén no repartas hojitas, no pintes los muros Rubén, no siembres la zozobra en las instituciones Rubén, Rubén no quemes caucho, no agites Rubén, Rubén no me agonices, no me mortifiques Rubén, Rubén modérate, Rubén compórtate, Rubén aquiétate, Rubén componte.
Rubén no corras Rubén no grites Rubén no brinques Rubén no saltes Rubén no pases frente a los guardias Rubén no enfrentes los policías Rubén no dejes que te disparen Rubén no saltes Rubén no grites Rubén no sangres Rubén no caigas:No te mueras, Rubén.

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger Noemí Pastor said...

Pedir lo que le pides al premio Planeta es pedir peras al olmo. Con todo, me matan de envidia Millás y Boris. Para mí querría los eurazos del premio, a pesar de tener que hacer bolos y firmar libros por los cortesingleses. Un beso.

7:58 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email