La Librería

Pequeños retales de literatura

lunes, noviembre 19, 2007

Patos al agua

Va siendo hora que cuente algo ¿no? Se me ocurre narrar un poco el último encuentro de los patos, más que nada porque no tengo nada importante que narrar y porque hacía tiempo que no nos reuníamos, y vernos tuvo su gracia. Creo que acudir a la tertulia después de tantos meses sin vernos fue todo un evento literario digno de merecerse al menos unas líneas.
Narramos en clave de humor algunas de las novedades de los contertulios.
El ínclito Pereira sigue la estela de la narrativa de aventuras, uno de sus preferidos Cormac McCarthy al que conocí por su Meridiano sangre, acaba de sacar La carretera, un libro que ha sido muy alabado por la crítica y también –no iba a ser menos- por el arcipreste. La novela narra el caminar de un padre y un hijo que vagan en un mundo apocalíptico buscando el mar. Creo que sin duda este libro es de los míos, así que esta recomendación no caerá en saco roto, y creo que hasta me lo compraré en inglés. Será una oportunidad de acercarme al McCarthy original.
El mallorquín Alou nos hizo toda una tesis sobre como los extraterrestres están entre nosotros. Todos nos reímos mucho. ¿Qué recomendó? Qué recuerde volvió a incidir en el Luna Park de Brett Easton Ellis y y y…. El desencantado de Budd Schulberg.
Andrés
estuvo bastante reflexivo, pero lo único que recuerdo así especial, fue su broma sobre si queríamos tener una biblioteca universal en nuestra casa, podíamos comprarnos la serie de libros de César Vidal que se vendían en los kioscos (con toda la carga de ironía que llevaba ese comentario).
Johnny traía noticias, como siempre, ha sacado a la luz un inédito de Cortázar, Ciao Verona. La segunda parte de Las dos caras de la medalla. La historia que venía detrás del relato en sí era bastante jugosa, así que hubo tema para rato.
Manolo (o Antonio -ahora no estoy seguro-), no lo conozco mucho, y es bastante reservado. Pero sé que tiene varios proyectos de escritura, creo que está acabando su tesis, pero no recuerdo el tema.
Rosa fría, estuvo en su papel, cuando no está de acuerdo con algo pasa de su papel de musa inspiradora a una mentalidad de convicciones profundas. En cierta manera pertenece a la sección metaliteraria de la tertulia, y eso me gusta de ella.
Y yo, Vigo, creo que mi aportación fue más bien anecdótica -también como casi siempre-, lo más remarcable fue cuando nos pasó Johnny una foto en blanco y negro de un compañero de estudios o al menos de alguien que se parecía mucho a ese compañero, esperando que alguno de los presentes lo reconociera. Supuestamente yo no debía de reconocer la cara de la foto porque nunca compartí estudios con ellos, y sin embargo su semblante ya me pareció de entrada familiar. Cuando me dijeron su nombre, resultó que este era el traductor con el que hace unos meses tuve un pequeño rifirafe. El mundo desde luego es un pañuelo.

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger Ulschmidt said...

Lo curioso es que yo no sé el significado exacto, ni aproximado, de "rifirafe" - y no me arrastraré al diccionario, no. No vaya a ser que no esté. O que sí. Pero me imagino qué es rifirafe por el contexto en que Ud. lo pone y el tono que usa (no me lo diga, no, que quiero seguir adivinando!)

3:10 p. m.  
Blogger Vigo said...

Ya le toca aprender de vez en cuando expresiones "castizas". Si supiera las que yo he aprendido porteñas... Creo que hasta le gano por goleada (y lo de ganar va desde luego con todo el sentido de la palabra).

10:28 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email