La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, diciembre 15, 2009

La esperanza de Federico Esperanto

Me cae bien el programador de Google que se encarga de hacer los diseños de la página principal. Desde hace tiempo colecciono los que me parecen más interesantes como si de cromos se tratase. Hoy, coloca google una bandera con una estrella verde en el lugar donde debería de estar la “ele”. Y la referencia a la que da pie es al 150 aniversario del nacimiento de Lázaro Zamenhof, creador del idioma Esperanto. Este idioma en el Zamenhof depositó todas sus esperanzas como idioma vertebrador de toda la humanidad. De hecho la palabra Esperanto significa “esperanza” y la idea que tenía Zamenhof es que una lengua universal con ausencia de imperialismos vendría a solucionar uno de los motivos principales de guerras entre países. También desarrolló una ideología llamada homaranismo en la que fuera de religiones, lo norma básica vendría a ser algo así como “no hagas lo que no quieras que te hagan”. Bonito ideal. Por supuesto, como gran soñador Zamenhof terminó sus días arruinado, y su extirpe encima quedó aplastada casi totalmente por la brutalidad del nazismo.

Ahora toca mojarse un poco, pero es que a veces me desespero oyendo las voces discordantes que se forman a partir de esos referendums independentistas que se han hecho en unos cientos de pueblos catalanes. Uno escucha los debates planteados desde los dos puntos de vista extremos, y se enerva al escuchar el mismo hilo argumental .¿No se dan cuenta de su grado de ceguera? ¿No se dan cuenta que la misma visión que uno tiene al mirarse en el espejo?

Miren, siento fastidiarles la marrana -alguien debería de explicarme el origen de esta expresión-, pero el lenguaje como medio vehiculante del sentido está sobrevalorado. Gente que hace de defender la lengua su máxima vital a costa de atacar a las demás no hacen más que desperdiciar su vida. ¿Qué quieren que les diga? Sólo que si uno quita la patena que recubre los discursos de Mariano Rajoy o de Joan Puigcercós, se encuentra con el mismo discurso nacionalista sólo que mirados desde un punto de vista españolista y el otro catalanista.

Bufff…. Me estoy desviando. ¡Y eso que hace unos días propugné que aquí no se hablaba de política! Retomamos el hilo, que es largo y delicado. Esperanto es el título de la primera novela de nuestro admirado Rodrigo Fresán que escribió cuando el tenía treinta y un años. En ella narra la semana de domingo a domingo de Federico Esperanto; la vida de alguien que a sus 35 años se siente desilusionado con la vida. Una vida que tuve su plenitud en sus años jóvenes, y que ahora se ve abocada a una especie de realidad posmoderna donde todo se mira desde un punto de vista frío y aséptico (de esto sabe bien Agustín Fernández Mallo al que le debo un post o incluso también los personajes de los libros del francés Michael Holluellebecq).

El único consuelo es el talento estilístico de Fresán, y el saber que ahora Fresán ahora ya debe de rondar los 46 años. ¡Carajo! ¡Es que yo tengo ya 35!

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger ansardom said...

Google, ese privilegiado vigía de todo lo que sucede en la red, sabe muy bien por qué ha puesto la bandera del Esperanto en su cabecera. Ya es significativo que en todo el mundo haya cerca de 10 millones que hablen el Idioma Internacional Neutral, pero lo que Google ha tenido en cuenta son los más de 22 millones de imternautas que desde el cómodo sillón de su hogar se comunican a nivel internacional.Busca en el propio Google, Youtube,Wikipedia,Ipernity,Facebook,etc para que te sorprendas.

11:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email