La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, diciembre 14, 2010

Oh, Dulce Jane, Dulce Jane

Vamos, ¿qué pasa? ¿Es que nadie va a echar una moneda por la ranura? Panda de ratillas… Bueno, va, creo yo que tengo suelto. Elijo un clásico que creo que les gustará. El jukebox comienza a vibrar mientras la máquina va buscando el disco correspondiente. Suena la música. Una especie de tintineo que tiene algo de hippy y luego de sopetón entra el sonido de una guitarra inconfundible, acompañada de la voz desgarrada de Lou Reed.

Es la Velvet Underground y la canción elegida es Sweet Jane.



Que extraña canción. ¿Entendieron la letra? Yo al menos lo intenté, pero mi esfuerzo no sé si llegó a buen puerto. Nunca saqué demasiado en claro. Por un lado parece que hace referencia a la gente común. A gente quizás alejada del sueño americano, que sencillamente intentan divertirse en su día a día. Una pareja en un rincón del bar divirtiéndose. Gente que trabaja entre semana y cuando llega el fin de semana les gusta salir a bailar a un garito donde pongan algo de rock. Y que los tiempos pasados fueron siempre buenos y que la vida sólo se vive una vez. Quizás los versos que más me llaman la atención son esos en los que Lou Reed sube una octava, que dicen aquello de:

And, everyone who ever had a heart (cualquiera que haya tenido alguna vez un corazón)
They wouldn't turn around and break it (no se dará la vuelta para romperlo)
And anyone who ever played a part (Y cualquiera que alguna vez haya interpretado un papel)
Oh wouldn't turn around and hate it! (No se dará la vuelta para odiarlo.)

Yo lo interpreto como algo así como que cualquiera que haya amado de verdad, siempre entenderá el valor que alguien ame, y que cualquiera que interprete un papel en la vida, no juzgará a los demás. Incluido en ambos caso uno mismo: “aquel que amó, nunca olvidará un viejo amor” y “aquel que le tocó interpretar un papel en su vida, sólo él se comprenderá, y se juzgará a si mismo”.

De todas maneras la paranoia va mucho más allá. ¿Quién era Jane? En la misma canción parece que Lou Reed se lo piensa un segundo antes de contestar que era una oficinista. Pero hay muchas interpretaciones: Lou Reed coqueteó con la heroína durante unos años y algunos identifican la dulce Jane, como un chute de heroína. Jane es un nombre que por contagio ha ido adquiriendo connotaciones de drogas. Quizás por la muerte de Janis Joplin (muerta por sobredosis de heroína) o quizás por Jane’s Adiction (dicen que pusieron el nombre al grupo por una compañera de piso que se llamaba Jane y que era adicta) o quizás porque la marihuana los americanos también la llaman Mary Jane.

Otro de los clásicos de la Velvet underground es Heroin, y es impresionante como la canción se acelera justo en el momento en el que la canción habla de que se la va a inyectar en vena (como me hace recordar a Réquiem por un sueño). Y aquel verso que dice: “Heroin, its my wife and its my life” también es bastante contundente.

De todas maneras lo impresionante es que con prácticamente tres o cuatro acordes –menos es más- Lou Reed hizo este temazo que perdurará para siempre. Y es fascinante el sonido de las guitarras que exponen, eso que los musicólogos denominan el inicio del “noise” (esa distorsión desgarradora). Ese sonido que tiene algo de sucio, y quizás por eso suena con tanta potencia.

Espero que también les puedan gustar estas otras versiones. La canción Salitre del cantante madrileño Quique Gonzalez, que también tiene una hermosa letra con la que homenajea a la canción de Lou Reed.

O quizás el cover impresionante que sacaron los Cowboys Junkies. Por el nombre parecería también otro guiño hacia las drogas. Breve inciso: de hecho, una faceta que no ha quedado casi retratada en los western son los fumaderos de opio (los importaron los trabajadores chinos del ferrocarril). Pero no se piensen, en realidad los Cowboys Junkies son unos chicos muy formales, y su disco mítico fue grabado en el interior de una Iglesia ;D Pero ojalá todos los covers tuvieran la misma calidad que éste.




Y ya para aumentar el número de links (debe ser una de las entradas con más links que he puesto desde que blogueo). Quién lea esto se lo merece. Por aguantarme y porque estuve ocupado estas últimas semanas, y no me apetecía demasiado escribir nada.

Y por último alguna que otra recomendación –voy a por el guiness- pero primero una dedicatoria: a E. a quién en cierta manera le dedico este post, porque debe tener suficiente buen corazón para llamarla Dulce Jane, porque su casa siempre está lleno de invitados que si no los tuviera se ahorraría muchos problemas. Pero bueno, la vida hay que vivirla. Y el corazón hay que compartirlo.

Un grupo que está arrasando entre las jovencitas, y que solo ya el nombre me fascina Maldita Nerea (últimamente lo estoy escuchando mucho y es que el cantante Jorge Ruíz es muy bueno). Aquí un temazo: El secreto de las tortugas (ahora ahora, dale al play ja,ja). Las letras también me gustan mucho, porque logran algo parecido a lo que hace Lou Reed, son poéticas pero a la vez siempre muy misteriosas (de hecho me gustan bastante más las de Maldita Nerea que las de Lou Reed). Y supongo que también siempre me ha llamado esa referencia femenina en los nombres (véase el motivo de este post o también el grupo que también antes hablaba de Jane’s Adiction). Ya lo saben, si quieren hacer una canción póngale nombre de mujer, y sólo por eso, ya le dará mucha más intensidad, ahora bien, nunca juegue a poker con una mujer que tenga nombre de ciudad (creo que la frase es de Teen Wolf).

Creo que casi todas las canciones que he puesto hoy expresan bastante lo que quiero decir cuando hablo de subir una octava –se lo explicaba a E. mientras cenábamos-. Son canciones que tienen un estribillo bueno y un ritmo bueno, y de repente el cantante o la música suben el tono de la canción, haciendo un nuevo quiebro musical y haciéndolas aún mucho más buenas de lo que ya eran en un principio. Miren esta otra de la banda sonora de Once: When Your Mind's Made Up (atención a partir del minuto 2.20). ¿Tendrá este quiebro musical algún tipo de nombre? No sé, pero es fascinante.

Y por último, último: por si algún despistado duda de mis intenciones: "Chicos, yo de ustedes no probaría la heroína" (o al menos mientras no encuentren una manera de que no sea tan adictiva). Y no se quejen que me gasté todo el dinero que llevaba en la máquina. ;D

Etiquetas:

4 Comments:

Blogger Koko Cavani said...

llegue aquí buscando lo que quizás me lograste dar, el significado de la maravillosa canción compuesta por lou, sweet jane, yo tambien supuse lo de marihuana pero cuando escuche la letra no hablaba nada de nada de ello me quedo con tu definición de una canción para la gente cotidiana, saludos.

3:57 a. m.  
Blogger Koko Cavani said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

3:59 a. m.  
Blogger Vigo said...

Escuchándola ahora de nuevo me fijo en eso que dice que oyendo una canción de soldados y los jóvenes que protestan (me imagino que se refiere a los Hippies). Lo que también encajaría con lo de la marihuana.

Así que me imagino que Lou Reed jugó un poco con el doble sentido (y si no que lo explique ja,ja).

Gracias por comentar, a mí desde luego me encanta poder oír también las interpretaciones de otras personas para ver si me pueden aportar más información o al menos su punto de vista.

5:34 a. m.  
Blogger Koko Cavani said...

intento realmente interpretar pero hay cosas que me dejan desconcertado por ejemplo en la parte que dice que jack supuestamente que es un hombre, dice que lleva corsé y que jane lleva un chaleco, no tiene porque ser masculino pero la primera premisa que habla sobre jack te descuadra un poco, pero lou reed ha estado con sus letras siempre vinculado a la prostitucion, travestismo, sadomasoquismo,etc y así progresivamente, jaja no tengo ánimos de confundir ajaaja

5:41 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email