La Librería

Pequeños retales de literatura

sábado, diciembre 25, 2010

Burroughs y Las navidades del yonki

The Junky's Christmas (Las navidades del yonki) es un cuento de William Burroughs fue publicado por primera vez en la revista Interzone. En este corto se puede ver el texto de Burroughs original y es el mismo el anciano que va leyendo el cuento al lado de la chimenea, al más puro estilo Creepshow.

El corto de animación está hecha con plastilina con técnica stopmotion; dirigido por Nick Donkin y Melodie McDaniel y producido por Francis Ford Coppola en 1993. Narra las desventuras de un yonki llamado Danny, que desesperadamente busca un chute de heroína. Pero al final su dolor no será tan alto como su compasión. Una lección que muchos parecen olvidar cuando ven por estas fechas a un pobre pidiendo dinero en la calle (no es la primera vez que oigo algún comentario catalogándolos de personas molestas).

Esta versión que he encontrado esta partida en dos fragmentos; con subtítulos en castellano aunque algo desfasados. Hay otra gente que lo había colgado en un solo video pero algunas de las copias han sido “censuradas” de internet, por derechos de copyright (la misma historia de siempre, que hacen que muchos links queden muertos e internet se llene de “enlaces basura”). Estando aún todo el asunto de la Ley Sinde aún reciente no puedo más que intentar entender a aquellos que aún no han entendido la ética de internet; éste video en este foro se puede ver que la gente lo estaba buscando desde 2003, y han pasado varios años de “esfuerzo gratuito” – para ellos que tanto se gustan de reclamar derechos de copyright- de internautas que han conseguido subir las imágenes, y subtitularlo al castellano. El modelo obsoleto que algunos aún se aferran a conservar me impediría ver este video en no se cuantos años, cuando lo único que quiero es echarle un simple vistazo e intentar que otros también lo vean.

Este tema la verdad es que me enerva (he escrito algunas ideas alternativas a la Ley Sinde pero mejor las cuelgo otro día). Bueh, como no quiero estar de mal rollo, solo desearos FELICES NAVIDADES A TODOS LOS QUE LEAIS ESTO!!!

Las navidades del yonki. Parte 1


Las navidades del yonki. Parte 2

Etiquetas: ,

6 Comments:

Blogger Lidia said...

Una verdadera historia de Navidad.

Feliz Navidad para ti

María José

7:27 p. m.  
Blogger Vigo said...

Feliz Navidad también para tí Lidia-Maria José.

PD. Voy un poco perdido. Maria José de Viladecans? Oh Maria José de lidia simplemente ja,ja.

2:49 p. m.  
Blogger foratdecuc said...

En hornor a la verdad, y a la mala fama que, más merecida que inmerecida, tienen los yonkis; y sin perjuicio que en todos sitios cuecen habas, la Historia de Copola es incompleta; pues parte de aquello que debería explicar. Una cosa es que un yonki te "invite" e incluso que, en un derroche de incalificable virtud, desprecie su propia dosis por insuficiente y, paradojicamente, por el amor que profesa a tal dulce placer lo ceda con el fin que en otro pueda desplegar toda su grandeza y le haga sentir el inmeso placer.

Ciertamente este acto jamás podría ser realizado por el mezquino capitalista y, por tanto, tampoco por el misero trabajador pues para ambos el objeto de su vida es el ascetismo apareciendo el consumo un mero medio al servicio de tan noble fin. Todo lujo todo placer no subordinado al ahorro, al trabajo, a la acumulación aparece como cesurable; como un acto reprobable.

En este sentido, sólo el derrochador como el yonki es capáz de identificarse con un acto así. Pues el consumo, derroche, lujo, placer contrariamente que al usurero le aparece no como medio sino como único fin.

11:04 p. m.  
Blogger Vigo said...

Me imagino que algo de eso ahí, aunque tampoco conviene generalizar en exceso ya que como tu dices en todo lugar cuecen habas. Aunque si me parece curioso, que me ha paado un par de veces que alguien medio borracho se junta a mi grupo y nos dice de venirse de fiesta con nosotros y de invitarnos a todas las copas. Una persona normal no creo que nunca lo hubiera hecho y ¿alguien con muchísimo dinero? No lo sé, tendría suficiente dinero para hacerlo, pero en su naturaleza interna de siempre ganar más dinero, quizás tampoco sería su mejor opción (pero en las pelis siempre aparece algún derrochador que generalmente paga con tarjeta de crédito de la empresa je,je).
De todas maneras a nosotros siempre nos ha parecido que acompañar a un borracho cuando el resto estamos muy serenos, no es la mejor opción, y nos hemos escabullido como hemos podido del asunto.

Lo que dices me recuerda en cierta manera a una tesis que siempre defiendo yo ante mis amigos, y es que los políticos de derechas son siempre más corruptos que los de la izquierda (en un estado democrático que no comunista). Mi idea es que el el político de derechas tiene en su naturaleza el querer enriquecerse porque antepone su beneficio al beneficio de los demás y para eso no le importa demasiado trampear algunas leyes. El piensa que aunque el se enriquezca si genera dinero, los que están alrededor suyo también se acabarán beneficiando, y al final será positivo.
Pero puestos a elegir, yo prefiero siempre un político que piensa antes en los demás que en si mismo. Pero que haga esto y que sea un experto en economía supongo que tampoco es fácil de encontrar.

1:04 p. m.  
Anonymous mical said...

Pero, ¿quecoño están hablando Uds.de politicos y de tesis?. A mi modo de ver, lo que intentan transmitir Coppola y Burroughs, es un puro cuento de navidad, en la conciencia de la caridad de las personas. Por supuesto que un yonky nunca cederá su dosis a otro aunque se esté muriendo, pero estamos hablando de un corto, no de la realidad.

5:43 a. m.  
Blogger Vigo said...

bueno, si, el cuento es un cuento, y de ahí la conversación ha derivado, y ha vuelto a derivar... y así.

A mí me pasa continuamente, no sé a usted.

Tengo el convencimiento que la manera de aprender es ir bordeando temas y saltando de uno a otro, porque las verdades se escabullen siempre entre los huecos de nuestros razonamientos.

Hay gente con la mente muy cuadrada que en cambio busca siempre verdades absolutas, pero no es mi caso.

Lo mío es dudar y divagar, y de vez en cuando sospechar alguna verdad, así que no se sorprenda si a veces uno comienza a hablar de un tema y luego termino yéndome por los cerros de úbeda.

2:15 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email