La Librería

Pequeños retales de literatura

martes, enero 18, 2011

Ventea Sancho luego navegamos



A bordo del Karippa II. Ahora estoy en la desembocadura del Júcar. En Cullera. STOP. No escribo más, que le estoy gastando internet a mi capitán.

Aupa Espanyol!! xD

Chau

Etiquetas:

6 Comments:

Blogger Doctora said...

Vaya,pensaba que lo del velero iba de coña ;)
Un saludo y cuidadito :)

8:20 p. m.  
Blogger Vigo said...

Pues navegar, navegamos, unos dias al chup chup del motorcito, otros con las velas, y lo más normal con las dos cosas a la vez.

Al final me voy a conocer la costa de valencia mejor que la de barcelona.

Un beso.
V.

7:50 p. m.  
Blogger Ulschmidt said...

Ahhh del barco ! caramba! la sesuda crítica literaria dio paso a la acción pura! No deja de sorprendernos hombre

3:16 a. m.  
Blogger Vigo said...

Ya ve Ulschmidt un poquito de cultura marina nunca viene mal. Usted de estas cosas seguramente ya sabe un rato, y uno luego siempre puede presumir un poco de términos náuticos.

4:33 p. m.  
Blogger C. Martín said...

El look marinero le sienta francamente bien, le veo hasta más alto incluso.
Que no le digan eso de bon vent i barca nova, al menos hasta que no se baje del barco :-P

11:44 a. m.  
Blogger Vigo said...

Carmen, ¡pero hay que ver como cunden esas clases de catalán! Cualquier dia te veo en plan corro de la patata bailando sardanas.

Ojalá este viajecito hubiera sido en verano, entonces me hubieras visto con un moreno playero mucho más interesante. Ahora el mar solo lo puedo mirar, y da mucha pena cuando uno ve una pequeña cala alejada de las ciudades y no poderse dar un chapuzón.

Ya por eso tengo ganas de volver... A ver si esta semanita ya puedo estar otra vez en mi querida Barna.

8:50 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email