La Librería

Pequeños retales de literatura

viernes, febrero 11, 2011

Caos en la Sociedad Carnotista

Ya estoy en Barna después de mi periplo marinero. Ultraresumiendo el viaje sólo se me ocurre decir Thalassa, Thalassa (el mar, el mar) que decía Jenofonte. Seguramente ya volveré otro día sobre ello. De todas maneras mi gozo en un pozo. Cuando he llegado a Barna he observado con tristeza que el Blog de Ulschmidt y la Sociedad Carnotista se ha difuminado en el aire. Esperemos que todo se deba al pequeño diablo de la interné y un error en el toqueteo de los botones. Somos varios los socios que nos hacemos la misma pregunta. Tanto Laura, como Cine Braille como yo mismo nos preguntamos en La insoportable finitiud de vermicelli que ha sucedido con La Curiosa Sociedad de los Carnotistas cuyo blog se ha desintegrado en la red.

Mi querido Ulschmidt... Che! ¿Qué pasó? Espero que sea lo que sea, sea algo sin demasiada importancia, y en breve lo podamos seguir disfrutando en la red.

Habar es una de las personas que conozco desde hace más tiempo en la red, y una a las que tengo mayor estima. Por ello espero que no tarde mucho en darnos algún tipo de explicación. Escribí esto por si me lee.


Estimado Otto.

Le comunico que Ulschmidt ha dejado de remitirnos las últimas actas de la Sociedad Carnotista, esta queja hay que añadirla a que durante estos últimos meses hemos notado una cierta dejación por parte de don U. en sus funciones, lo que está causando un cierto malestar entre nuestros socios europeos.

Debo informarle que por aquí corren muchos rumores que nos es imposible acallar, a no ser que usted nos de información fidedigna de lo que está ocurriendo al otro lado del charco. Por aquí se dice que el Licenciado Lagger se ha fugado con la doctora Von Libid, y al hacerlo han vaciado la tesorería y la han dejado más pelada que un plátano, y ahora don U. como responsable, teme dar la cara ante el resto de los socios. Tenga en cuenta que tras aquel asunto fallido de las Multinversiones de los Andes, sería ya llover sobre mojado en los ahorros de nuestros socios inversionistas. Y ese es un golpe que podría dañar seriamente nuestra credibilidad.

Existe otra teoría en la que creen fielmente la rama más dura de nuestros socios, y es que esos papeles de Gschwind en los que hermanaba el Taoísmo con el Carnotismo, hayan influido de tal manera en el alma de Ulschmidt, que ahora esté en un periodo de autoconocimiento y vacío existencial, y este sea la causa de la ausencia epistolar. Y es esta rama ortodoxa de nuestros fieles, los que miran esa última notificación acerca de la desfloración del maíz como si fuera un koan zen, y todo sea una referencia al Popol Vuh, y una regresión hacia los orígenes gramíneos del hombre.

Por todo lo comunicado, le rogamos que en breve nos indique cual es la verdadera situación de las arcas y los motivos a que se debe el extraño comportamiento de don U., antes de que no cunda el pánico entre nuestros socios.

Esperamos atentamente sus noticias. Y que el maestro Carnot se apiade de nosotros.

Atto Vigo
Número de socio: 5.678
(Bibliotecario de la Sociedad Carnotista de la Vieja Europa)

Barcelona, 11 de febrero de 2011.

Etiquetas: , ,

4 Comments:

Blogger Otto said...

estiamdo Vigo, creo que Ulschmidt huyó con la última recaudación de cuotas de la Sociedad.

2:55 a. m.  
Blogger Laura said...

Vigo, sospecho que Micaela Menciana Sigampa Tejedor tiene algo que ver en todo ésto. Tan pensativa, tan trabajadora ella, me temo que algo escondía...

4:19 p. m.  
Blogger ayjblog said...

Esta buscando a Asimov, y creo que lo encontro

12:53 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo pensaba en copiar todos sus textos y robar todas sus ideas para malusarlos en el futuro y en mi exclusivo beneficio. Pero me dejé estar y ahora se ha ido.
Chau U espero volver a leerlo pronto.

APH

9:58 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email