La Librería

Pequeños retales de literatura

miércoles, agosto 01, 2012

Orion, Vigo y Zombies Vs Arturo Pérez Reverte

Seguro que le ganamos ;)

Desde hace un par de meses mi “mejor” lector es Orion –también mi madre, pero esta no la cuento que ya bastante apuro me da que me lea y luego me lo comente (hola mamá!)-. Hace unas semanas, le dije a Orion que en gratitud a sus contribuciones, hablaría un poco más sobre los zombies, por una conversación en la que ambos mostramos interés cuyo detonante eran esos seres venidos del otro lado de la muerte. Y como también ambos hemos reconocido que nos cae un poco gordo el escritor Arturo Pérez Reverte, he escrito por eso esta nota.

No sé si algunos de los que ahora paséis por aquí leísteis en su momento -ya hará unos años- un artículo en el que Arturo Pérez Reverte criticaba un pequeña marcha que se hizo en Madrid en plan coña, con el divertido nombre de “La marcha del orgullo zombi” (esta crítica llega unos años tarde, pero es que con la crisis y los recortes, llevamos unos años ahorrando moneditas para los sellos de esta carta). El artículo no tiene desperdicio en cuanto a demagogia, Reverte explicaba que como el había visto tantas barbaridades en las guerras, le parecía lamentable que la gente se divirtiera con estéticas sangrientas. El tono que Reverte utilizaba era irónico, pero el sentido era ese. Para que se hagan una idea aquí va un fragmento:

“Me lo paso de miedo cuando estoy un rato pensando, o me despierto de noche, y vienen a hacerme compañía en su Marcha del Orgullo Zombi particular. No pueden imaginar ustedes lo que disfruto yo, y lo que disfrutan ellos. Ahí querría ver a los aficionadillos del paseo del Prado. A ver quién es capaz de competir con una bomba en un cine de Bagdad o un morterazo en el mercado de Sarajevo. Los desafío a todos a competir con mi amigo el comandante Kibreab y sus sesos desparramados sobre un hombro, tirado en el suelo de la plaza de Tessenei, en abril de 1977. O con el fastuoso maquillaje natural de la guerrillera desnuda por la onda expansiva de una granada y con las tetas hechas filetes por la metralla, en el Paso de la Yegua, Nicaragua, 1979. También sería difícil imitar la gracia del negro macheteado en junio de 1988 en Moamba, Mozambique. O la del fulano de Hezbollah hecho un amasijo de carne y tripas en su coche alcanzado por un misil israelí cerca de Tiro, en 1990. O, para terminar y no extenderme mucho, el salero zombi de los treinta y ocho croatas que en septiembre de 1991 vimos Hermann Tersch, Márquez y yo mismo degollados en los maizales de Okuçani, Croacia: cadáveres muy canónicamente gore todos ellos -habrían hecho un brillante papel en la Marcha del Orgullo Zombi-, a los que no imaginan ustedes con cuánta gracia les colgaba la cabeza con la garganta abierta cuando los levantaban del suelo para enterrarlos. Es que me acuerdo, oigan, y me parto. Tan simpático todo, fíjense. Tan divertido.”

(Artículo Esos simpáticos muertos vivientes. ARTURO PÉREZ-REVERTE | El Semanal - 30/3/2008)

Que sí… que sí… que usted don Arturo ha meado sangre en Camboya, y ha matado vietcongs a golpes de cantimplora al oeste del Mekong. Ya sabemos lo macho que es usted, y todo el mundo recorrido que ya lleva a cuestas (¿Quizás hasta haya visto también atacar naves en llamas más allá de Orion xD)

Y como usted es tan chulito, pues eso que tiene usted la potestad de ser el dueño de la verdad, y pontificar sobre cualquier asunto que le venga en gana, y eso no es del todo malo, lo verdaderamente malo es que al hacerlo acostumbra a faltar el respeto a las personas, cuando a usted le sale naturalmente de los cojones -hablo en castizo para que me entienda- y eso para gente como yo que solemos intentar ser respetuosos, nos saca un poco de nuestras casillas.

O sea unos chicos se divierten con una marcha carnavalesca con un punto gore, y a usted le reviven todos sus fantasmas de corresponsal de guerra. ¡Pues vaya piel más sensible que tiene usted! Perdone que le diga. Le recomiendo que no salga el día de Halloween no vaya a encontrar algún niño maquillado con algo de sangre en la cara y a usted le de un sincope, recordando a los pobres niños mutilados de las guerras (que sí, que son “pobres niños” pero no porque usted o yo los arrimemos a nuestros argumentos sino porque han sufrido los malditos efectos que producen las malditas guerras).

Así que usted puede escribir novelas de piratas, corsarios, soldados del tercio de Flandes, y puede divertirse narrando escenas de acción donde ocurren batallas, asesinatos, y todo tipo de muertes, pero en cambio está muy feo que unos chicos salgan a la calle disfrazados de muertos vivientes... Pues usted verá la línea, pero yo francamente no la veo. Para mí que usted meó fuera de tiesto (claro, claro… su inacabable miembro viril), o si lo quiere: mezcló “churras con merinas”, que es otra expresión castiza que sé que a usted también le gustará. Mire, yo le veo como a uno de esos falsos fariseos que le gusta dar lecciones de moral de puertas afuera, y luego de puertas a dentro se desmelenan, así que en lo que a mi respecta, puede meterse su "patente de corso" por esa zona debajo de la espalda por donde ésta pierde su buen nombre.

Tengo una amiga que hace unas semanas corrió la carrera Runners Vs Zombies que hubo en Barcelona, y que quiere que le diga se divirtió muchísimo. ¿Tan malo es disfrazarse un poco y hacer un rato el payaso? Poco sentido del humor le veo aunque evidentemente no descubro nada nuevo. Sus libros tienen éxito y no se los desmerezco (bueno leí La tabla de Flandes por el asunto del ajedrez, y aunque fuera un bestseller a mí francamente me pareció un bluff, pero para gustos, colores). Pero, me gusten sus libros o no, no me meto con sus lectores, y únicamente lo hago con usted, porque sus textos faltones acostumbran a sacarme de quicio.

Sí, señor Reverte, mire usted por donde pero los zombies suelen caer simpáticos a los aficionados a este género, al contrario que usted que suele caer antipático a un gran número de personas que le conocen –cosa que como decía ya intuía-. Pero después de leer este artículo, puedo afirmar con convicción que usted es además un auténtico gil.

Y ahora vayamos al cómic que me recomendó Orion "Pieces for Mom: A Tale of the Undead" creado por Steve Niles, e ilustrado por Andrew Ritchie (yo lo bajé también de esta web Z que también él me recomendó… y otro día discutimos sobre la piratería).

Pieces for mom
(víste Orion, si que es listo el guionista, sí, con estas afirmaciones ha validado la mayoría de las discrepancias que hay entorno al mito zombie, y las ha sumado todas a su causa)

El cómic es bastante bueno, porque tiene un gran guión sobre una buena historia que contar; el escenario es un mundo apocalíptico lleno de muertos vivientes, pero como podría ser cualquier otro escenario. Lo importante de esta historia es el trasfondo que se enseña o se intuye. Recuerdo que una sensación parecida tuve cuando ví la película japonesa Battle Royale, que pese al escenario fuese una competición donde jóvenes japoneses se mataban unos a otros, intuí que lo verdaderamente importante era las relaciones que esos escolares japoneses tenían entre ellos (compañerismo, celos, competitividad, amor, etc…)

El cómic Pieces for Mom aparte del aspecto zombie, se cuenta una intensa crónica familiar, que sorprende que se pueda alcanzar tal profundidad en las pocas páginas que tiene este único tomo, ateniéndonos además a las pocas frases escritas que suele tener los cómics por el formato. Así que aunque pocas frases, éstas están muy bien escritas.

Quizás, por poner un pero, yo no hubiera coloreado las viñetas, y creo que así hubiera quedado con un tono más tétrico pintado en blanco y negro, aunque igual estoy muy influido por 'The Walking Dead' de Robert Kirkman.

Y para finalizar unas recomendaciones, para combatir ese posible apocalipsis zombie (eso sí, deberás tener un buen nivel de inglés para salvarte… Tea Duck Queen, o sea, que nos morimos todos, no?)

Zombies in Plain English

Etiquetas: , , ,

6 Comments:

Blogger Doctora said...

A mí no me gusta el rollo zombi, pero desde luego el menda este lo sacó todo de contexto, seguramente con el fin de darse importancia, que parece ser lo que más le gusta.
Mejor que se dedique a escribir novelas para que hagan pelis y después de haber cobrado los derechos diga que la adaptación es una mierda.

3:38 p. m.  
Blogger Vigo said...

Vaya nos acabamos de cruzar je,je yo comentando en tu blog y tu en el mío.

Este hombre es un quejicoso, creo que en la última adaptación de una de sus novelas, le prohibieron poder hablar de ella, ya que los productores ya habían visto el percal, y que siempre se estaba echando por tierra las adaptaciones a sus libros.

Creo que por cierto se prepara una serie en torno a Alatriste para la televisión. Esperemos que se gasten un poquito de pasta, y no quede como la serie de Pilar Rubio Piratas donde el barco de los piratas parecía una chalupa de tres al cuarto.

3:45 p. m.  
Blogger Orion said...

¡Qué buen título para un post! Todo un acierto.

Pues no veo yo muy claro que le podamos ganar a Arturo. La clave está en el número de zombies que consigamos reunir para tal cometido. Reverte siempre podría contraatacar con el capitán Alatriste y los tercios de Flandes: Picas y alabardas en ristre contra colmillos, garras y premolares.

Ahora que está tan de moda hacer versiones zombies de grandes clásicos de la literatura, como: "El lazarillo de Tormes" y "Orgullo y prejuicio" (basta con poner el "zombie" a continuación del título y ya tienes medio camino recorrido:) se podría hacer un "Capitan Alatriste zombie". Todo es cuestión de la pasta que le ofrezcan a Arturito. Total, una vez que la adaptación se haya publicado y esté en el mercado, siempre le quedará a Reverte el derecho al pataleo, y podrá despacharse a gusto, alegando que él pensaba que se trataba de un proyecto serio que no se corresponde en absoluto con el resultado final, voto a Bríos :)

Bueno, dejando el cachondeo y la ironía, que no el sarcasmo (el sarcasmo tiene bastante más mala leche), te agradezco que me hayas dedicado este post y que además me hayas incluido en el título del mismo (eso ya ha sido la leche). Como lo vea tu madre se va a poner celosa ;)

Podrías colgar parte de este post (aquella en que respondes "al Reverte") en su página web. Sería todo un detalle por tu parte.
Pero bueno este hombre tan ácido y caustico que viene de vuelta de todo porque ha sido corresponsal de guerra (una profesión respetabilísima y merecedora de todos mis respetos) por qué se manifiesta en contra de los zombies y de la gente que le gusta disfrazarse de zombie y hacer procesiones y carreras pedestres y pasárselo en grande. Pues peor son los botellones, donde los chavales consumen cantidades ingentes de alcohol y drogas de diseño, como el éxtasis y las gominolas de colores. A mi, por ejemplo, me aterroriza muchos más un nazareno que un muerto viviente, y no escribo un alegato en contra de la Semana Santa.

Me alegro de que te gustara mi recomendación, "Pieces for Mom: A Tale of the Undead". A mi me encantó el guión y el arte de Andrew Ritchie. Mi viñeta preferida es una muy grande en la que aparecen varios zombies desmembrados y una especie de familia zombie con el padre, sosteniendo entre sus brazos a un bebé zombie. Es una viñeta muy realista y sobrecogedora.
No recordaba (leí el comic hace ya algunos años) la viñeta donde aparecen las afirmaciones de las que hablas y que validan, como bien dices, esas discrepancias que provocan debate entre los más "zombieadictos".

Yo también prefiero el blanco y negro, sobre todo, si se trata de un comic de terror. El color también me gusta, pero cuando está muy trabajado: ceras, pastel, oleo, aerógrafo. Te recomiendo que le eches un vistazo al color de Richard Corben. Recuerdo también un comic de los 80, "Dracula" de Fernando Fernández, que está dibujado al óleo. Es una pasada. Cada viñeta es un cuadro.

Para los que no dominan mucho el inglés. En este enlace tienen "Zombies in Plain" con subtítulos en castellano :)

http://www.youtube.com/watch?v=BmcZMxQqMS4

¡Saludos!

11:02 p. m.  
Anonymous Palimp said...

El señor Arturo cada vez me cae peor.

10:22 a. m.  
Blogger Vigo said...

Desde luego un Capitán Alatriste Zombie tendría su qué, y solo por ver después los espumarajos que saldrían de la boca de Reverte ya para mí tendría su gracia.

Uno de mis lemas fundamentales es vive y deja vivir, por lo que no entiendo a la gente que se dedica hablar mal de otros porque hacen algo que a ellos no les gusta. Me saca de quicio esa actitud. Reverte puede pensar que en su columna o en sus artículos puede hacer lo que le venga en gana (de ahí me imagino lo de la "patente de corso"), pero por eso mismo yo desde mi blog me siento legitimado para criticarle.

Si el artículo fuera de hace un par de semanas, igual si que le contestaría en su espacio (seguro que él está en contra de la palabra blog), pero como ya hace años de que lo escribió, me parece que es avivar una polémica que ya en cierta manera murió. Es lo que te decía antes, generalmente si creo que no voy a sacar un diálogo constructivo o no necesito desahogarme, no tengo por costumbre entrar en blogs de los demás a quejarme. Así que prefiero que esto se quede aquí a la lectura de despistados navegantes que aparezcan por aquí.

Lo que me fastidiaba sobretodo de este artículo era la demagogia, es como decir que ojalá no tirasen arroz en las bodas para así poder llevarlo al tercer mundo, y así poder acabar con el hambre del tercer mundo. Alguien que supuestamente es bastante inteligente como Reverte debería haberse dado cuenta de la barbaridad que estaba diciendo...

Mi madre si se quejó ja,ja... me dijo que ella era mi primera lectora por derecho de antigüedad, ja,ja... y yo no se lo puedo contradecir demasiado. Coño! Que es mi madre ja,ja

Lo de Richard Corben desde luego está pendiente, conocí una vez un chico que me dijo que tenía un blog dedicado a la obra de Richard Corben. Así que yo que soy de los que suelo comprobar las recomendacioens o gustos de los demás por pura curiosidad, lo de Richard Corben lo tengo anotado mentalmente con tinta roja de "mirar".

Muchas gracias como siempre a tí, Orion por contestar. Ha sido un placer incluirte en esta entrada, ya que para mí te lo habías ganado a pulso con tus aportaciones.

Y perdona si a veces tardo unos días en contestar, pero es que intento el día que me pongo contestar todo lo que tengo pendiente, e-mails, comments, o cartas, todo junto. Pero a veces pasan dos o tres días hasta que me pongo porque entre unas cosas y otras se me pasa el tiempo. Siempre tengo tantas cosas pendientes...

6:28 p. m.  
Blogger Vigo said...

Juan Pablo, te leí en el blog de la Patrulla Salvaje, defendiendo a algunos autores de la generación de jóvenes y criticando sobretodo a Javier Marías y un poquito a Arturo Pérez Reverte.

Yo de estas obras tampoco puedo hablar demasiado porque las conozco de oídas, pero aunque no lea sus novelas, intento siempre al menos leer los artículos de ellos para saber -aunque sea casi intuitivamente- si me estoy perdiendo alguna gran novela. Y mi conclusión de Arturo Pérez Reverte es que un tío muy borde y que encima parece que se cree por encima del resto de personas. Y a mí que me gusta sonreir bastante, no soporto especialmente a la gente que todo el día parece estar enfadada (de ahí mi tono que tu ya me conoces y sabes que no es el mío habitual).

Gracias por leer mis palabras.

6:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

 
 

Licencia C 2004-2005 by Daniel Vigo

Email